acuerdo

EE.UU y China revelan un acuerdo contra el cambio climático

Estados Unidos y China, los dos mayores emisores de dióxido de carbono del mundo, dieron a conocer un acuerdo para intensificar su cooperación en la lucha contra el cambio climático.

Por Valerie Volcovici, William James y Jake Spring

GLASGOW, Escocia (Reuters) - Estados Unidos y China, los dos mayores emisores de dióxido de carbono del mundo, dieron a conocer un acuerdo para intensificar su cooperación en la lucha contra el cambio climático, que incluye la reducción de las emisiones de metano, la protección de los bosques y la eliminación gradual del carbón.

El acuerdo marco fue anunciado por el enviado estadounidense para el clima, John Kerry, y su par chino, Xie Zhenhua, en la página de internet de la conferencia sobre el clima, en Escocia, y fue considerado por ambos como una forma de impulsar el éxito de la cumbre.

"Juntos hemos establecido nuestro apoyo para el éxito de la COP26, incluyendo ciertos elementos que promoverán la ambición", dijo Kerry en una conferencia de prensa. "Cada paso es importante ahora y tenemos un largo viaje por delante".

Hablando a través de un intérprete, Xie dijo a periodistas que el acuerdo permitiría a China reforzar sus objetivos de reducción de emisiones y desarrollar un plan nacional sobre el metano. También dijo que ambos países querían hacer más para detener la deforestación.

"Ambas partes trabajarán conjuntamente y con otros para garantizar el éxito de la COP26 y facilitar un resultado que sea a la vez ambicioso y equilibrado", dijo Xie.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, acogió con satisfacción el acuerdo entre China y Estados Unidos.

"Abordar la crisis climática requiere colaboración y solidaridad internacional, y este es un paso importante en la dirección correcta", publicó Guterres en Twitter.

Gran Bretaña ha organizado la reunión de la COP 26 en Glasgow (Escocia), cuyo objetivo es conseguir compromisos de emisiones netas de carbono y mantener el objetivo del Acuerdo de París de un aumento de la temperatura de 1,5° grados Celsius para frenar el impacto del calentamiento global.

El presidente chino, Xi Jinping, no asistirá a la reunión de las Naciones Unidas en persona. En su lugar, la semana pasada entregó una declaración escrita en la apertura de la cumbre, cuando los líderes suelen dar discursos.

Xi no ofreció ningún compromiso adicional, al tiempo que instó a los países a cumplir sus promesas y a "reforzar la confianza mutua y la cooperación".

En esta nota

Comentarios