Actividad

Pandemia: cómo afecta la crisis a los estacioneros de la región

Son más de 150 las bocas de expendio, con 15 a 20 empleados cada una. Una actividad exceptuada con dificultades de acceder a beneficios por la pandemia.

Consideradas como un servicio esencial, las estaciones de servicio están presentes desde el inicio de la cuarentena total. Sin embargo, están trabajando a pérdida. Ese es el panorama a nivel nacional y que también tiene su réplica en la región. Salvo algo de actividad de camiones que traen alimentos e insumos, todo el parque automotor tuvo una fuerte disminución en su consumo de naftas, por lo que las ventas han registrado caídas de entre el 85 y 90 por ciento.

"Nosotros defendemos los intereses de nuestros expendedores. No somos de pedir subsidios porque con lo que generamos queremos tener los recursos para seguir invirtiendo. Pudimos mantener la actividad, pero estamos en una encrucijada", señaló Marcelo Pirri, secretario de la Cámara de Expendedores de Combustibles Río Negro y Neuquén, en declaraciones radiales. Si bien es una actividad exceptuada, los estacioneros tienen dificultades para acceder a los beneficios por la pandemia.

Si bien hay ayudas para los empresarios pyme que van desde descuentos en las contribuciones patronales y de jubilación hasta un salario mínimo por empleado, sin embargo se les evalúan varios requisitos como el número de la plantilla de personal por lo que todavía no saben qué alcance real tendrán estos beneficios en la zona.

"La semana pasada tuvimos una reunión virtual como cámara, charlamos con los sindicatos y buscamos un paliativo para superar la coyuntura. Esto va a pasar, pero no al 100%. Va a ser un año muy difícil", apuntó Pirri. "Tuvo que parar la refinería porque no hay capacidad para seguir almacenando crudo y se están cerrando pozos", remarcó al respecto de la crisis en la industria madre de las estaciones.

"Hay estaciones que han llegado a un 90% abajo y se afrontó con dificultad el pago de sueldos", remarcó. "Yo estoy de acuerdo en que no es el momento para reducir personal o sueldos, habrá que ver las posibilidades que nos pueden dar. Hay que buscarle la vuelta, porque en esta tragedia todos tenemos que poner algo. La parte política tiene que salir a decir que le va a poner el pecho a las balas", pidió el empresario.

En esta nota

Comentarios