Vaca Muerta

Vaca Muerta: "Entiendo a los gobernadores y a las empresas, pero sobreactúan la coyuntura"

Mano a mano con LMN, Miguel Ángel Pichetto dijo que entiende el reclamo por el congelamiento de los combustibles y aseguró que la crisis del sector es solo electoral.

Miguel Ángel Pichetto pasó por la región con el mensaje de que el gobierno de Mauricio Macri dará vuelta el resultado de las PASO. El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio tuvo un encuentro con la plana mayor de YPF, encabezada por su presidente, Miguel Gutiérrez, y los responsables de las empresas que le venden servicios a la estatal. En ese contexto, lo entrevistó LM Neuquén. El candidato a vicepresidente consideró que las petroleras “sobreactúan” los efectos de la crisis generada por el congelamiento de los combustibles y culpó al gasto social por el déficit fiscal del país

-Entre las medidas que tomó el Presidente después de las PASO está el congelamiento de los combustibles, con el regreso al precio regulado para la comercialización de petróleo. Eso cayó mal entre los empresarios, los gobernadores y los trabajadores petroleros.

Hoy tuvimos un encuentro con el presidente de YPF y todos los prestadores de servicio para analizar algunas de las situaciones que se generaron. El Gobierno está siguiendo este tema con detenimiento para ver cómo lo aborda. Esto ha sido parte de una política de actualización en los precios del gas y el petróleo, que en cualquier lugar del mundo están a valor dólar. Tienen valor internacional.

-Más el petróleo que el gas.

Sí, el gas también. Acá tuvo incentivo por subsidios para promover inversiones, que pusieron el precio por encima del internacional. En general estos valores son internacionales. El Gobierno entiende que esto es fundamental para seguir con una política de inversiones dirigida a Vaca Muerta.

-¿Fueron más los beneficios o los perjuicios del congelamiento?

También es cierto que la industria tampoco quiere esperar ni 60 días. Esto hay que decirlo. También es cierto que el Presidente en el conjunto de medidas tuvo claro que el aumento del combustible también produce un aumento en los precios del supermercado. Y contra sus intereses electorales ha accedido a dar un 4 por ciento de aumento en los combustibles. Y lo ha hecho fundamentalmente mirando a esta región para que se mantenga la actividad económica, que no haya desempleo. Seguramente analizará otro tipo de medidas con el sector para que la política de estos últimos tres años y diez meses se continúe.

-¿Entiende el enojo de los gobernadores de la región y de las petroleras?

Me parece que sobreactúan la coyuntura. Entiendo el reclamo de los gobernadores porque ellos tienen que defender los intereses locales. Sin embargo, ellos no desconocen la coyuntura nacional, que es de carácter electoral, a 30 días de las elecciones.

-El Sindicato Petrolero dice que hay 2000 suspendidos en la industria.

No lo sé, no puedo saber todo. Lo que digo es que esto es coyuntural. Si gana el presidente Macri, el 28 de octubre esto está terminado, no hay dudas.

-¿Cómo se solucionaría? ¿Qué pasaría para que se solucione de un día para otro?

Pasaría que las cosas volverían a ser más normales, como eran antes del 11 de agosto: teníamos un precio del dólar a $45, la inflación iba a la baja, al igual que el riesgo país.

-La crisis no empezó en agosto. Viene desde abril o mayo del año pasado. Y se generó fundamentalmente por una crisis de la deuda pública: nadie quería seguir financiando al país.

Nos pasan estas cosas porque el Estado argentino tiene una hipertrofia fenomenal. Parte del endeudamiento ha sido para sostener el Estado.

LEÉ MÁS

El techo al Brent dejó 9 equipos menos en Vaca Muerta

En esta nota

Comentarios