Vaca Muerta

Guillermo Pereyra: "Sin arreglo, tomaremos medidas por el tiempo que sea necesario"

Hay más de 700 telegramas y 1200 suspensiones, dijo el dirigente petrolero. Habrá asambleas en los yacimientos porque las negociaciones no avanzan. El 23 podrían realizar una gran asamblea en la ciudad de Neuquén.

David Mottura - motturad@lmneuquen.com.ar

El alerta roja volvió a activarse en los yacimientos de Vaca Muerta. A más de tres semanas de la "conciliación voluntaria", este viernes el gremio que conduce Guillermo Pereyra agotó su paciencia y convocó a asambleas permanentes. Desde este lunes, los integrantes de la comisión directiva y los delegados saldrán a informar a los trabajadores, incluso preparándolos para un plan de lucha para cuando termine el acurdo de partes, el día 28. Y preparan una asamblea general en la ciudad de Neuquén para el día 23.

"Nos sometimos a una conciliación voluntaria, pero nadie nos llamó para reunirnos. Nos dicen que no tienen nada", afirmó Pereyra, ante la consulta de +e. "Tenemos que salir a informar a los compañeros que la conciliación es improrrogable, si no hay arreglo, tomaremos las medidas necesarias y por el tiempo que sea necesario", señaló el dirigente del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa.

Si bien el acta que firmaron los gremios de la región con las cámaras que nuclean a las operadoras y a las empresas de servicios petroleros señala que puede extenderse el tiempo de la conciliación, lo cierto es que desde el sindicato que lidera Pereyra ya no quieren dilatar más la posbilidad de resolver la crisis de los telegramas. Es más: de 600 anunciados a fines de noviembre, una inspección de las organizaciones sindicales contabilizó casi 700.

A esto hay que sumarle los más de 1200 suspendidos que venían desde antes de la fuerte caída de la actividad en Vaca Muerta. "Queremos saber qué va a pasar con los suspendidos, porque la suspensión es la antesala del despido. Si seguimos prorrogando, sólo vamos a prorrogar la agonía", sostuvo el dirigente gremialista en comunicación con este medio. "Tenemos a los compañeros en las puertas del sindicato preguntándonos qué va a pasar. Las empresas tendrán que asumir esta responsabilidad", añadió.

El propio Pereyra envió anoche un mensaje a la comisión directiva y cuerpo de delegados para comunicar que a partir del lunes 13, junto con Ricardo Astrada, Marcelo Rucchi y Daniel Andersch recorrerán los yacimientos "realizando asambleas por el agravamiento de la situación ante la falta de respuestas en el marco de la conciliación concertada que vence el 28 de enero y sin ningún tipo de avance".

"Vamos a estar informando en distintas asambleas lo que está ocurriendo, recogiendo la opinión de los afiliados y vamos a desembocar en una asamblea para el día 23, a cinco días de que termine la conciliación, en Neuquén capital", adelantó Pereyra. En ese sentido, el líder de los petroleros privados manifestó que no puede "seguir mendigando" ante las empresas una respuesta. "Hay empresas que quieren despedir y suspender.

El secretario general mantuvo comunicación con el gobernador Omar Gutiérrez específicamente por este tema. Al respecto, comentó que "el gobernador siempre está en contacto y está preocupado por la situación".

El parate de Vaca Muerta, con la caída de 17 equipos perforadores y la baja del número de fracturas, llegó a su punto más alto de conflictividad con el envío de los telegramas. A esto hay que sumarle los suspendidos. Cuando surgió la conciliación obligatoria, el gobierno atravesaba la transición, por lo que en la primera audiencia en la era de Alberto Fernández las partes acordaron una conciliación voluntaria hasta el 28 de enero. Sin embargo, ese acuerdo no estaría dando resultados para calmar la tensión.

En esta nota

Comentarios