Vaca Muerta

Añelo tendrá su primer hotel de cuatro estrellas con centro de convenciones

Busca brindar una solución a la demanda de alojamiento corporativo por la actividad en Vaca Muerta. Tiene 64 habitaciones o departamentos, piscina cubierta y descubierta, espacio de capacitación, spa, gimnasio, centro de convenciones, un espacio de coworking y un comedor para 250 personas.

Sofía Sandoval - ssandoval@lmneuquen.com.ar

El evidente potencial que tiene la producción de gas y petróleo para Vaca Muerta se tradujo en un crecimiento acelerado para Añelo, la localidad cabecera de la formación y que es considerada la capital neuquina del shale. Si bien aún falta desarrollar muchas obras de infraestructura, la inminente apertura de un hotel de 4 estrellas busca aportar algunas soluciones para el alojamiento y las actividades corporativas en esa localidad.

La demanda habitacional de los profesionales que llegan de distintos puntos del país a trabajar en Vaca Muerta tendrá una solución parcial a partir de la inauguración de Cyan Wenelén, un hotel de categoría que fue creado a partir de un acuerdo entre la desarrolladora Dypsa International, la cadena de hoteles Cyan y Compass Group, una empresa que brinda soluciones en materia gastronómica para los yacimientos.

Edificado sobre un lote de 15 mil metros cuadrados, la construcción abarca unos 7 mil metros cubiertos, que incluyen 64 habitaciones o departamentos, piscina cubierta y descubierta, espacio de capacitación, spa, gimnasio, centro de convenciones, un espacio de coworking y un comedor para 250 personas. El espacio ya tiene la infraestructura para iniciar la construcción de una segunda etapa, con 42 nuevos cuartos, y en un tercer ciclo está previsto completar el total, de 146 habitaciones.

“La idea apareció hace aproximadamente cinco años, antes de que comenzara todo el furor por Vaca Muerta, porque veíamos el potencial enorme que tenía para todo el país en su conjunto”, expresó Issel Kiperszmid, presidente de Dypsa International, y señaló que “Vaca Muerta va a tener la magnitud que todo el complejo agroindustrial y queríamos estar presentes”.

Aunque la desarrolladora adquirió la mayoría de las tierras a través de la compra, parte de los terrenos fueron aportados por la Municipalidad a cambio de una obra de infraestructura que crearon los inversores para dotar de agua potable a la población de Añelo. “Hicimos sistemas de con 22 tanques en cascadas para que el pueblo tuviera agua, pero el hotel se abastece a través de una perforación independiente”, detalló Kiperszmid.

La falta de infraestructura se evidencia en la localidad, que siempre marcha por detrás del ritmo acelerado de crecimiento que se genera a partir de las inversiones y la demanda laboral que implica Vaca Muerta. En ese contexto, los empresarios a cargo de Cyan Wenelén tuvieron que realizar las obras necesarias para dotar a la estructura de gas, electricidad y también del pavimento de hormigón para mejorar las condiciones de acceso al establecimiento.

Si bien el hotel busca ofrecer servicios de calidad para sus huéspedes, también cuenta con áreas de uso común que podrían ser utilizadas por trabajadores de la industria o a partir del requerimiento de empresas de forma independiente a la demanda del hotel. En ese sentido, el inmueble cuenta con salas de capacitación, un centro de convenciones, un espacio de coworking, un espacio equipado para el desarrollo de videoconferencia y hasta una sala de recepción que busca generar encuentros de tipo after office donde los trabajadores de la industria pueden dedicarse al desarrollo de vínculos de negocios, a través del networking.

Por su categoría, el hotel apunta a un público específico, conformado por empleados de jerarquía dentro de la industria del petróleo y gas, así como profesionales que visitan Añelo de manera esporádica, en estadías de corto, mediano y largo plazo, para hacer tareas específicas. Cuenta, sin embargo, con habitaciones de tipo departamento, con el objetivo de favorecer las estadías más prolongadas de los empleados.

Desde la empresa señalaron que todas las habitaciones son dobles y tienen un valor de 90 dólares, que se reduce cuando las empresas contratan más de un cuarto para albergar a grandes contingentes o cuando reservan los servicios por estadías más largas.

Los desarrolladores a cargo del hotel pensaron en servicios complementarios que buscan apoyar la llegada de los profesionales a la zona de Añelo. En ese sentido, ofrecen un servicio de traslados en camionetas tipo traffic desde el aeropuerto neuquino y hasta la localidad.

A su vez, permiten contratar el servicio de media pensión, pensión completa y hasta la posibilidad de adquirir viandas que el staff del hotel traslada hasta los pozos para garantizar el almuerzo de los petroleros. “El comedor va a funcionar también como un restaurante, donde las personas que no son huéspedes pueden ingresar y pagar por el almuerzo o cena que consuman”, detalló el presidente de Dypsa.

Como la cadena Cyan cuenta con más de dos decenas de hoteles en el país y tiene una sede en el centro de Neuquén, el sistema de reservas permite combinar las estadías en Añelo con una noche de alojamiento en la capital de la provincia, en caso de que el vuelo hacia el destino final esté programado para muy temprano por la mañana, o que el avión llegue al Aeropuerto Perón muy tarde en la noche.

Kiperszmid se refirió a la recepción que tuvo el desarrollo en la localidad. “La respuesta es muy positiva porque el hotel viene a atacar necesidad que estaba de alguna forma flotando en el ambiente; ahora va a depender mucho de cómo se desarrolle la actividad”, aclaró.

Si bien en los últimos meses se registró una caída en el nivel de actividad en Vaca Muerta, el empresario consideró que el potencial de la formación va más allá de los contextos coyunturales, por lo que es claro que el panorama será alentador si se piensa en el hotel como una inversión a largo plazo. En ese sentido, aclaró que la sociedad analizará los escenarios para continuar las dos etapas previstas de construcción acorde a cómo se desenvuelva la demanda y las necesidades que aparezcan en el mercado.

“Cuando hablamos de la zona lo nombramos como el emirato de Neuquén porque tiene un potencial energético enorme, no sólo en petróleo y gas sino en proyectos hidroeléctricos o geotérmicos que permiten tener la energía barata para generar una industria competitiva”, aseguró el empresario a cargo del nuevo establecimiento.

En esta nota

Comentarios