Una discusión entre Petroleros y CEOPE retrasa el acuerdo salarial

Es la cámara de operaciones especiales que presentó una alternativa al acuerdo que debía firmarse hoy martes. "No podemos firmar algo distinto", dijo Guillermo Pereyra.

Si bien firmaban hoy el acuerdo salarial para los suspendidos, los petroleros todavía tienen un frente abierto: un proyecto alternativo de la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE). Esta entidad quiso cambiar aspectos del documento que habían pulido los gremios de Neuquén y Chubut junto a la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH).

Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, comunicó a sus afiliados esta discusión que sigue pendiente y retrasa lo arreglado con las operadoras. A través de un audio de Whatsapp a todos los delegados, y que trascendió en las últimas horas, el dirigente gremial apuntó contra la CEOPE y señaló que firmará sólo el acta que se redactó ayer lunes.

"La CEOPE propuso un proyecto de convenio en el cual, después de leerlo detenidamente, he tomado la decisión de no aceptarlo y sólo firmar el mismo documento que tenemos con la CEPH. No podemos firmar algo distinto", expresó Pereyra. A continuación, el sindicalista petrolero recordó que siempre es más difícil llegar a un acuerdo con CEOPE, incluso fue la que quiso aplicar un procedimiento preventivo de crisis en medio de la guerra de precios y pandemia.

Pereyra también conversó con el chubutense Jorge Ávila para poner en stand by el acuerdo. "Después nunca más vamos a estar reclamando mejoras salariales u otras condiciones cuando nosotros somos responsables de haber partido a las dos cámaras. O firmamos lo mismo o sino no vamos a firmar. Estas empresas multinacionales tienen suficiente espalda para hacer frente a todo este problema sin tocar un solo peso de los compañeros trabajadores", explicó.

Ayer lunes, los gremios petrolero pudieron afinar el acuerdo salarial para los suspendidos garantizando el sueldo básico con el zona y una vianda, a lo que agregaron el diferencial de turno que es un ítem del sueldo que permite elevar un 33% más el básico. De este modo, los suspendidos podrían cobrar entre un 50 y un 60 por ciento del sueldo además de que se aplicaría un sistema de rotación para que más gente pueda volver a los yacimientos que todavía tiene algo de actividad.

Comentarios