transición energética

Cobre y litio elementos claves para la transición energética

Empresarios destacaron el rol que tendrán los minerales en los próximos años en la transición energética. La demanda será más grande que la oferta.

La transición energética ha comenzado. El camino hacia un mundo con menos emisiones de carbono es una realidad y esta misión será encabezada por el litio y el cobre. Ambos minerales son claves para un futuro marcado por la electromovilidad.

En el último día de Arminera, el bloque “Desarrollo de la minería en Latinoamérica - desafíos y potencial desde el sector empresarial” del panel “Claves para comprender la actualidad minera en Argentina y Latinoamérica”, se encargó de analizar las expectativas del sector

En este marco, Juan Ignacio Boragina, responsable legal y de relaciones institucionales de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), brindó un panorama de lo que le espera al oro, litio y cobre para los próximos años.

Sobre el oro, Boragina manifestó que la oferta no responde a la demanda y que la incertidumbre que había post COVID-19 comenzó a quedar atrás, pero la política atenta contra cualquier plan de previsibilidad.

En cuanto al cobre, manifestó que la demanda de cobre sería plana sin la transición energética. “El 20% de la demanda aumentará por la transición. Hoy la demanda por la transición energética es del 6% y se espera que aumente”, afirmó y destacó que para 2035 se espera que la demanda supere ampliamente a la oferta por lo que Argentina debe estar preparada para convertirse en uno de los principales productores.

Asimismo, sostuvo que el litio duplicará su producción con el correr de los años y que permitirá que nuevos productores entren en escena debido al dinamismo del mercado.

Un trabajo de sustentabilidad

En tanto, Amalia Sáenz, country manager & SVP Argentina Corporate Affairs - Lake Resources, sostuvo que el litio es una unidad clave para la transición energética y como fuente de almacenamiento de energía. Asimismo, pidió la intervención del sector privado para poder generar políticas públicas y que la obtención de litio implica sustentabilidad.

También ponderó el rol de los proveedores locales. “Estamos en lugares remotos donde es necesario el entrenamiento en el marco de responsabilidad empresarial. La oportunidad es altamente importante”, afirmó.

Por su parte, Luciano Berenstein, country manager Albemarle Argentina, coincidió que la oportunidad del litio no se puede dejar pasar y pidió establecer reglas claras. Además, ponderó que “sin licencia social no se puede avanzar con los proyectos”, aseveró.

En este sentido, Ignacio Celorrio, presidente Latam de Lithuim Americas Corp, valoró que a finales de junio comenzará a producir Cauchari-Olaroz. Con una inversión de más de mil millones de dólares, el mayor proyecto de litio del país será la tercera mina de litio que entrará en producción en Argentina. “Hay mucho detrás. Los proyectos tendrán muchos desafíos. Si puedo dejar una mínima reflexión es que es muy importante que entre en producción la tercera mina de litio en Argentina. Eso hace una pequeña muestra del desafío que tenemos por delante. Hasta que no tengamos una capacidad de producción como Australia y Chile siempre vamos a ser una posible potencia”, aseveró.

“Veremos si nos dormimos en los laureles o no”, afirmó Celorrio y manifestó que el sector está feliz de “tener atención”, pero eso implica el desafío de estar a la altura de las circunstancias.

El momento de transmitir energía

René Muga, VP Corporate Affairs en BHP Minerals Americas, también brindó su visión sobre la transición energética. En este sentido, afirmó que el cobre es vital para transmitir energía y que el mundo necesitará un 50% más de este mineral de lo que demanda en la actualidad.

Vamos a necesitar más minas de cobre. Actualmente, la demanda es más grande que la oferta. La Argentina tiene un gran potencial de cobre y es una oportunidad que hoy tiene para ayudar a luchar contra el cambio climático”, aseveró.

Además, Muga sostuvo que hay que ser optimista de cara al futuro y que la minería ha cambiado su visión ante el mundo. “Ahora es una industria que ha avanzado mucho y maneja grandes estándares de seguridad, que son únicos en el mundo. Da gusto escuchar que en el mundo y en Argentina hay un debate más serio en la minería”, subrayó.

En esta nota

Dejá tu comentario