Tecnología

Trazadores, un insumo crucial para Vaca Muerta que se desarrolla en la UNCo

Un equipo de investigadores y estudiantes trabajan en los yacimientos con un producto químico que permite detectar problemas y hacer mediciones del potencial que podrían tener los pozos de shale.

David Mottura - motturad@lmneuquen.com.ar

Un pequeño laboratorio y un trailer en el predio de la Universidad de Comahue son el cuartel general de un equipo de científicos de la Facultad de Ingeniería que desarrollan un insumo clave y estratégico para Vaca Muerta: los trazadores. El Grupo de Trazadores trabaja con la industria de los hidrocarburos para detectar las dificultades que podría tener un pozo de shale oil, en cualquiera de sus etapas de fractura, con esta sustancia química que corre junto al agua en los extensos pozos horizontales.

El trazador es una sustancia química que entra en contacto con el agua que se inyecta en el pozo y cuando regresa permite hacer mediciones e inferir información sobre el pozo, la fractura o la formación. El insumo es crucial para detectar problemas que hayan ocurrido en la trayectoria de la perforación como atascos con arena, empacadores que no se disolvieron correctamente o baja presión en el pozo.

El Grupo de Trazadores que funciona en la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Comahue realiza servicios en yacimientos con sus propios equipos, bombas y camionetas. Además de trabajar con las principales operadoras de la Cuenca Neuquina, también tiene una larga trayectoria en otras cuencas productoras como la del Golfo San Jorge. El equipo está compuesto por 23 integrantes, muchos de ellos estudiantes, que combinan la investigación científica con los servicios en campo.

"Los trazadores permiten hacer un seguimiento de cómo evolucionan los fluidos en el subsuelo. Cómo evolucionan espacial mente y en el tiempo hacia dónde se dirigen y de dónde vienen. La palabra 'trazador' es bien explícita: es hacer una línea, una curva, una trayectoria. Buscamos determinar cómo se comportan los fluidos con etas moléculas especiales que", contó Carlos Somaruga, del Grupo de Trazadores de departamento de Geología y Petroleo, en diálogo con +e.

El fracking tiene mucho años de desarrollo en el país, pero específicamente para no convencionales alrededor de ocho años por lo que existe todo un campo para aprender de cómo se fractura. El grupo instala un trazador en cada etapa para identifica en cuáles sale el trazador sin inconvenientes, en cuáles no sale por algún problema y proyectar la eficiencia de las fracturas realizadas.

El grupo tiene 27 tipos de trazadores hidrofílicos que viajan junto con el agua en los cada vez más kilométricos pozos horizontales de Vaca Muerta. "Que devuelva agua significa que la fractura está activa, pero en algún momento tiene que salir petróleo. Por eso tenemos en desarrollo una línea de trazadores que son solubles en el petróleo y no en el agua. En agosto hicimos nuestro primer trabajo con olefílicos, como se llaman", describió.

El laboratorio ubicado en el predio de la UNCo avanza con sus servicios de trazadores hidrofílicos y en la investigación de los olefícilicos, al mismo tiempo que busca asociarse con otros grupos científicos para el desarrollo de los trazadores de gas. A su vez, instalaron un trailer para montar las oficinas para organizar los formularios para ingresar a los yacimientos y presentar a las empresas. Una expansión al ritmo de la demanda de la industria.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar