subsidios

Casi u$s 5.000 millones se usan para sostener las tarifas

Los subsidios energéticos acumulados a septiembre de 2020 aumentaron 100% respecto a igual periodo de 2019. CAMMESA lidera las transferencias.

El gobierno de Alberto Fernández duplicó los subsidios energéticos, en el acumulado anual a septiembre, con el fin de sostener el congelamiento de las tarifas en el contexto del impacto de la pandemia, aunque previamente "la herencia" de la macroeconomía llevó a reevaluar los mecanismos tarifarios en electricidad y gas. El volumen de dólares desembolsados llegó a u$s 4.917 millones (sólo entre agosto y septiembre fueron u$s 1.000 millones).

El Instituto Argentino de la Energía "General Mosconi" realizó este análisis sobre la base de datos oficiales. donde apunta que la más beneficiada fue justamente la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) y la empresa Integración Energética Argentina (IEASA).

"Esta dinámica en el comportamiento de los subsidios a CAMMESA a partir del abril responde a las crecientes necesidades financieras derivadas principalmente entre la brecha de costos crecientes y precios congelados", indica el Instituto Mosconi en su más reciente Informe sobre Tendencias Energéticas.

Al desagregar los subsidios, las ejecuciones presupuestarias más acumuladas a septiembre de 2020 fueron CAMMESA con u$s 3.591 millones -un incremento del 171% interanual y acaparó el 73% de las transferencias realizadas- y IEASA recibió u$s 689 millones -la exEnarsa estuvo a cargo de comprar el GNL para evitar el desabastecimiento en 2020-.

La Resolución 46, o quizás la versión del Plan Gas que emitió la gestión de Mauricio Macri (2015-2019), significó para las arcas estatales un desembolso de u$s 325 millones para saldar las deudas con las productoras. Esta medida permitió en buena medida incrementar la producción de shale gas en los yacimientos no convencionales con objetivo en Vaca Muerta.

En octubre último, la demanda total de electricidad en el país fu un 3,6% menos al mes anterior y un 3,6% inferior al mismo mes del 2019. Si bien la actividad industrial y comercial muestra un crecimiento intermensual del 1,6%, viene de un desplome de un 12,9% interanual-. "En octubre si bien se recuperó parcialmente la demanda industrial respecto a septiembre (por flexibilizaciones y mayor actividad), sigue disminuyendo respecto al año 2019", describe.

El consumo residencial, afectado por la pandemia del COVID-19, creció un 6,6 en octubre último en relación al mismo mes del año anterior. Es así que se observa el efecto estacional, climático y del aislamiento social que rigió en distintas fases entre fines de marzo y noviembre. "En la categoría comercial el efecto del ASPO redujo significativamente el consumo de energía eléctrica respecto del mes y año anterior", apunta el Instituto Mosconi.

En recientes declaraciones, el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, afirmó que está tomada la decisión de no seguir aumentando los subsidios. "La aplicación de un subsidio mucho más individualizado y eficiente nos permitirá que un porcentaje de la población que puede pagar el costo de la tarifa, lo pague", dijo abrió la puerta a aumentos tarifarios.

En esta nota

Comentarios