sector

La Cámara de Diputados otorgó media sanción al nuevo proyecto de ley de biocombustibles

La medida del oficialismo que crea un nuevo régimen para el sector de los biocarburantes obtuvo el apoyo de ocho legisladores de Juntos por el Cambio, pertenecientes a provincias azucares.

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó esta madrugada el proyecto de ley que establece un nuevo marco regulatorio para el sector de los biocombustibles y que reemplaza al actual régimen que rige en la actividad desde hace 15 años. De esta manera, la medida que ya cuenta con media sanción fue enviada al Senado.

Tras más de seis horas de debate, la iniciativa impulsada desde el oficialismo obtuvo 135 votos a favor, 110 en contra y 2 abstenciones, con 8 ausencias. El apoyo a la propuesta fue recibido por parte de los legisladores del Frente de Todos, del Frente de la Concordia Misionero, del Justicialismo, del bloque de Unidad para el Desarrollo, de Acción Federal, de Juntos Somos Rio Negro, del Movimiento Popular Neuquino y del monobloque Justicia Social.

Asimismo, el proyecto recibió el respaldo de ocho diputados de Juntos por el Cambio (JxC), pertenecientes a las provincias azucareras de Jujuy, Tucumán y San Juan, quienes, en sus discursos, halagaron los beneficios que brindará el nuevo régimen para la actividad de los biocombustibles.

Entre los 110 votos en contra, se ubicaron 99 parlamentarios de JxC; 4 legisladores de Córdoba Federal; 3 de Consenso Federal; 2 de la Izquierda y 2 diputados pertenecientes al Socialismo y al Frente Progresista respectivamente.

Biocombusibles _ Planta Biodiesel - bios.jpg

El nuevo marco para el sector de los biocarburantes propone un corte del 5% para el gasoil y el biodiesel y del 12% entre naftas y bioetanol, y determina que, para el caso del combustible elaborado a base de caña de azúcar, los volúmenes deberán ser del 6% de la mezcla mínima obligatoria, con el mismo porcentaje para el bioetanol a base de maíz.

Durante la sesión, el presidente de la comisión de Energía Omar Félix (FdT) expresó: “Hoy adaptamos el marco a nuevos escenarios emergentes y generamos con esta norma las herramientas que den previsibilidad, sustentabilidad y seguridad jurídica al sector”.

"Se nos acusó de impulsar una norma intervencionista. Se trata de un mercado que existe solamente por la decisión política expresada en una ley y es lógico que se tomen previsiones para un crecimiento armónico y no se generen efectos no deseados", agregó.

Por su parte, la diputada Mónica Schlotthauer, desde el Frente de Izquierda y los Trabajadores, rechazó el proyecto ya que "beneficia a un grupo de agrodepredadores", y en esta línea, la legisladora de la oposición, Jimena Latorre (UCR) pidió “proyectar seriamente un plan energético hacia los próximos quince años, con un régimen donde se definan reglas claras, transparentes y estables que respeten los compromisos internacionales, que premien el incentivo”.

En tanto, el tucumano Domingo Amaya, perteneciente al PRO, justificó el acompañamiento al proyecto de los diputados de JxC que representan a las provincias azucareras y enfatizó: "El bioetanol representa el 30% de los ingresos del sector azucarero, y absorbe el 25% de la producción. Sin esta ley la industria azucarera no tendría futuro, con consecuencias devastadoras para la región del Noroeste Argentino".

En esta nota

Comentarios