Río Negro

Regalías, el concepto que genera tensión en Río Negro

El reparto de la renta que producen el gas y el petróleo en la provincia genera un tenso debate entre los municipios productores.

El reparto de las regalías vuelve a ser analizado en los municipios de Río Negro. El dinero que genera la actividad de hidrocarburos reflota un debate sobre cómo se distribuye la torta entre los distritos productores.

En algunos casos, el crecimiento poblacional inclina la balanza y fortalece planteos para que se modifique el sistema.

Todos los municipios rionegrinos obtienen un aporte, pero en el Alto Valle está el grupo que se prorratea las divisas por producción. Como lo marca la normativa, un porcentaje termina en las arcas de los distritos transferidos directamente para obra pública desde Viedma. El problema es, detallan desde las zonas productoras, el índice de reparto.

La ley 1946 que determina la distribución advierte en su artículo 3° que se destinará 10% a los municipios de la provincia. Los montos, repiten intendentes, se quedaron en el tiempo. También hay un porcentaje entre productores, donde Catriel es el que más recursos se queda, seguido por Allen, General Roca, Campo Grande, General Fernández Oro, Cinco Saltos y Cervantes.

Un caso paradigmático es el de Fernández Oro, donde el aumento de población no fue acompañado por el ingreso de regalías. Este distrito se ve castigado por el exponencial crecimiento que tuvo desde el último censo en 2010 (8.629 habitantes).

La tabla poblacional, que dosifica a comunas y comisiones de fomento los recursos según el número de vecinos, quedó atrasada. “Esa circunstancia hace que quedemos absolutamente relegados”, comenta a +e el intendente Mariano Lavín.

“Hay municipios que deberían cobrar lo que corresponde y otros dejar de cobrar lo que no les corresponde. Ahí es donde está la traba de esta discusión”, sostiene Lavín. El intendente se queja del índice planteado para el reparto de la producción, confeccionado en un tiempo muy diferente al avance de Estación Fernández Oro (EFO), el área que hoy produce más del 40% del gas rionegrino.

“EFO, que pasa en nuestro subsuelo compartido con Allen y una pequeña porción de Cipolletti, cambió drásticamente. En el nivel de producción, si se piensa en cuándo se cerró la coparticipación, también estamos relegados”, cuenta.

“Esta es la única producción que se coparticipa a todos los municipios. La Línea Sur no coparticipa la lana. Viedma no coparticipa la pesca. San Carlos de Bariloche, que no tiene un pozo, ninguna cuenca, y además tiene prohibida actividad de hidrocarburos, recibe 30 veces más que Fernández Oro por el índice poblacional”, cierra.

Al respecto, fuentes del gobierno rionegrino reconocen que debería mejorarse las alícuotas de distribución. “EFO creció mucho, algo debería hacerse”, razonan en el equipo de gestión. Lo mismo plantean en Allen, donde se concentra la mayoría de la producción del yacimiento que ingresó al programa del Plan Gas.

“Seguimos cobrando con un índice atrasado, nos perjudica”, razonaron desde esa localidad ante el llamado de +e. “Nos perdemos una suma muy importante”, insistieron.

Provincia de Río Negro - Pozo en Allen.JPG

> Clave: debe crecer la actividad

1. El último intento de modificar el reparto de regalías se dio en 2018, cuando el hoy legislador provincial Sebastián Caldiero encabezaba la Secretaría de Energía se buscaba alcanzar “equidad y justicia” en la división de ganancias que generaban los yacimientos.

2. La Provincia avanza con un plan para darle vigor a la actividad. Hay una apuesta a Chelforó, Cerro Manrique y dos áreas lindantes a Cinco Saltos y Barda del Medio.

3. La idea de la administración de Arabela Carreras es generar más ingresos para aliviar las castigadas arcas provinciales, que sufrieron el impacto de la pandemia. Para ello sancionó una ley de promoción para pozos de baja productividad.

En esta nota

Comentarios