renovables

Renovables: la oportunidad de crecer en un contexto difícil

Argentina cuenta con más de 200 proyectos de producción renovable que le abrirían una puerta al futuro.

En el mundo, a veces, hay debates que no llegan a Argentina, o que lo hacen a medias. Por estos días, se está dando la segunda opción. Cuando los analistas se preguntan cómo se perfila 2024 en cuestiones ligadas a la Economía, ven menos crecimiento económico y menos inflación. Y en este punto, la energía juega un rol clave y las renovables tienen un factor fundamental.

Las economías de países como Estados Unidos y China han disminuido su ritmo de crecimiento y esto se traduce en producir menos bienes y servicios. Por lo tanto, habrá menos empleo y a Latinoamérica le pegará de forma especial. Según un informe del Banco Mundial (BM), “seguiremos viendo economías resilientes, con indicadores estables, pero lamentablemente el nivel de crecimiento permanecerá bajo”.

Así, la región se verá atravesada por un entorno desafiante si se considera una actividad económica global lenta, menor intercambio comercial de la región con otras partes del mundo, bajo consumo interno y las huellas que dejaron las altas tasas de interés. Sin embargo, como anticipamos al comienzo, la energía juega un rol clave para que estas economías sean, como plantea el BM, resilientes.

Ventana de oportunidad

Los expertos ven una ventana de oportunidad para la región en este contexto global. De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), “existe una oportunidad enorme para la generación de empleo con la transición verde”.

Si Latinoamérica invirtiera cerca de tres puntos porcentuales del Producto Bruto Interno (PBI) en los sectores verdes, explica el organismo en un reporte, no solo se reducirían las emisiones de CO2, sino que se crearía empleo formal.

En este punto, la OCDE asegura que “hay que invertir de manera muy focalizada, y no solo hacerlo en capital físico sino también en capital humano. Hay muchos gobiernos en América Latina que están en pro de esta agenda y ya estamos viendo algunos acuerdos para utilizar bien los recursos renovables y exportarlos con valor agregado”.

La región tiene un potencial muy grande, porque un tercio de la energía latinoamericana es renovable, lo cual se considera bastante alto a nivel internacional. "América Latina tiene la matriz eléctrica más limpia del mundo, reservas abundantes de minerales importantes, como litio y cobre, y la posibilidad de generar hidrógeno verde, además de abundantes reservas forestales”, continúa el informe.

Parque Solar Guañizuil 2A San Juan energía renovable paneles solares fotovoltaica.jpg

Mitad llena

En materia de renovables, hay señales positivas en el horizonte. La capacidad instalada de energías verdes en el mundo aumentó 50% el año pasado respecto al anterior al implementarse unos 507 gigavatios (GW), según el informe Renovables 2023 de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

“La capacidad de producción eléctrica renovable nunca creció tan rápidamente en 30 años, lo que propicia una posibilidad real de alcanzar el objetivo que los gobiernos se fijaron para la COP28 de triplicar la capacidad mundial de aquí a 2030”, agregó la AIE en un comunicado.

Pero este ritmo no es suficiente, advierte la agencia, que subraya la necesidad de financiación para los países emergentes y en desarrollo. “En las condiciones del mercado y en el estado de las políticas actuales, la capacidad mundial se multiplicaría por 2.5 de aquí a 2030. Todavía no es suficiente para conseguir el objetivo de la COP28 de multiplicar por tres las renovables, pero nos acercamos y los gobiernos tienen las herramientas necesarias para subsanar la diferencia”, afirmó el director de la AIE, Fatih Birol, en el reporte.

Mirada local

Y por casa, ¿cómo andamos? Argentina es el cuarto en producción de energías renovables de la región, con un total de 4,7 gigavatios (GW) entre instalaciones eólicas y solares de gran escala —detrás de Brasil, con 27 GW; México, con 20; y Chile, con 10—, según el informe de la organización estadounidense sin fines de lucro Global Energy Monitor.

El país cuenta con más de 200 proyectos de producción renovable que permiten cubrir los requerimientos de unos 5,8 millones de hogares. Hasta noviembre de 2023, la cobertura de la demanda eléctrica abastecida por fuentes renovables alcanzó un promedio del 14% mensual, llegando a un máximo de 1.448 GW de energía en abril.

El sector de más preponderante peso es el eólico, que explica el 73% de la generación de energía renovable —seguida por la solar, con el 15%, y por las bioenergías, con 6%—. El país cuenta con 900 aerogeneradores, mayoritariamente distribuidos en la provincia de Chubut, con 365 unidades, y en la de Buenos Aires, con 334.

Con un total de 3,29 GW de potencia instalada, el sector representa el 9,4% de los 34.9 GW de capacidad de producción eléctrica provista por fuentes térmicas. Contemplando todos los proyectos anunciados a lo largo del 2023, Argentina calcula incorporar 1,2 GW para el 2025, en línea con sus compromisos internacionales.

Cuello de botella

El país presentó en la COP26 metas de descarbonización que podrían implicar, para 2030, una penetración de renovables de 20% en un escenario base y de 30% en otro más exigente.

Para lograr una participación de energías renovables de 30% para 2030, se necesitarían unos 6,01GW de capacidad eólica y alrededor de 1,40GW de energía solar, según estimaciones de la Secretaría de Energía. Se espera que las energías renovables representen el 15% de la generación este año, frente a sólo el 2% en 2015. Su cuota ha superado el 31%.

El desembolso de transmisión requerido asociado en virtud del escenario de 30% sería de US$5.750 millones, lo que corresponde a 6.000km de líneas de 500kV y nuevas estaciones transformadoras.

El principal obstáculo para el crecimiento continuo de la industria de energía renovable en Argentina es la capacidad de transmisión o la falta de ella, de acuerdo a un documento de la Cámara Eólica Argentina (CEA). “El principal límite que enfrenta hoy un mayor despliegue de la generación renovable es la capacidad de transporte remanente en el sistema eléctrico”, señala.

Si bien se han realizado múltiples análisis de la inversión requerida, CEA alerta que “no se ha logrado articular un esquema que permita trazar metas claras de ampliación del sistema, y mecanismos para pasar de los estudios a planes, de allí a licitaciones y a materializar los proyectos”, añade el texto.

En esta nota

Dejá tu comentario