renovables

Las señales que esperan los inversores de renovables en 2021

Sin definiciones sobre el rumbo, el anuncio de Alberto Fernández sobre la meta de carbono neutral para 2050 se ve como positivo.

De los temas vinculados al sector energético, la agenda oficial de las renovables quedó pendiente íntegramente para definir en el 2021. Entre los actores vinculados con las energías generadas a partir de fuentes limpias, no se hacen balances ni se plantean desafíos. Dicen que no hay nada con lo que estar de acuerdo y nada con lo que confrontar.

Tras un año de gobierno, se espera que se explicite hacia dónde se va a orientar la política para el sector. Tanto es así que sirve de ejemplo que la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), con más de una década de existencia, decidió no hacer su habitual anuario. “No hay mucho para contar”, se sinceró un allegado.

Sin definiciones explicitas sobre el rumbo o la intensidad que se le buscará dar al desarrollo de las energías renovables, cualquier movimiento de parte del gobierno nacional aparece como una señal para el sector.

energia-eolica-p20.jpg

Los anuncios del plan

Eso fue lo que se generó con el anuncio de las nuevas “Contribuciones Nacionalmente Determinadas” (NDC por sus siglas en inglés) la semana pasada, cuando Alberto Fernández aseguró que la Argentina será carbono neutral para 2050. Como plazo intermedio, para 2030, la Argentina limitará casi un 26% sus emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a las últimas contribuciones determinadas nacionales de 2016.

El nuevo compromiso del gobierno nacional para avanzar en el cumplimiento del Acuerdo de París se dio a conocer mediante un discurso del presidente grabado, durante la virtual Cumbre de Ambición Climática 2020 de las Naciones Unidas. Lo que no se detalló, y tampoco se aclaró oficialmente hasta el momento, es si esa meta significa un aumento en la responsabilidad para el sector energético o no. Para los referentes de las tecnologías de generación limpia, lo lógico sería que sí porque energías renovables son la base de la estrategia de mitigación de la contaminación ambiental, pero todavía no está puesto en los papeles.

Así las cosas, la única novedad de fin de año, que también se dio a conocer la semana pasada, fue la definición de una nueva prórroga de 45 días corridos contados desde el 16 de noviembre, que lleva la firma del secretario de Energía, Darío Martínez, para las intimaciones y notificaciones por incumplimientos de las fechas programadas de avance de obras de los proyectos adjudicados en los programas RenovAr.

Hay dos clases de proyectos que hoy no están en construcción: los que no son viables y nunca lo fueron, y por lo tanto se van a caer indefectiblemente, y los que están con problemas de financiamiento por el cambio de condiciones desde que se licitaron hasta que se firmaron los contratos y se debían empezar a construir.

Energía Solar 3.jpg

Una análisis pormenorizado

“Se está analizando caso por caso. Algunos proyectos no podrán concretar su desarrollo, pero otros sí tienen chances y debieran construirse si se trabaja sobre el financiamiento”, señaló a +e el consultor especialista en energía solar y directivo de la firma Aldar, Marcelo Álvarez.

Por su parte, para el gerente general de la Cámara Eólica Argentina (CEA), Héctor Ruíz Moreno, el gran obstáculo que hoy tiene el sector está en esos proyectos que no han tenido ningún avance ni tienen la intención de llevarse a cabo, porque a su entender “obstaculizan la capacidad de transporte para esos que sí podrían avanzar”.

“Este tema está en la agenda de las autoridades y en breve va a ser solucionado”, estimó en diálogo con +e.

parque-eolico-genneia-chubut1.jpg

Proyección. Cómo salvar el sector

Desde CADER, en octubre se lanzó un espacio de debate denominado “Diálogo Federal por una Argentina Renovable” con representantes de los gobiernos de las provincias y privados, a fin de delinear una hoja de ruta para las tecnologías de generación de fuentes limpias. “Estamos tratando de trabajar para que todo el sector, el gobierno y las provincias, y los inversores, locales y extranjeros, sepan cual es la proyección y qué es lo que pasaría con el mercado, año por año, para que puedan hacerse inversiones de largo plazo”, apuntan.

En esta nota

Comentarios