refinerías

Un gas cancerígeno podría traerle sanciones a 13 refinerías de EEUU

Los complejos excedieron los límites por ley de benceno durante el 2020, según revela un reciente informe.

Un total de trece refinerías de petróleo de Estados Unidos liberaron benceno, un químico cancerígeno, en concentraciones que excedieron los límites federales el año pasado, tres más que en 2019, según datos del gobierno publicados el miércoles por el grupo ecologista Environmental Integrity Project.

El estudio se basa en el segundo año completo de datos reportados por las refinerías de Estados Unidos desde que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) comenzó a exigir un monitoreo continuo de los contaminantes del aire alrededor de las plantas para proteger a las comunidades cercanas, muchas de las cuales son pobres, negras e hispanas.

"Si la EPA de Biden quiere actuar de acuerdo con sus promesas de justicia ambiental, estos vecindarios cercanos a las refinerías son un gran lugar para comenzar", dijo a Reuters Benjamin Kunstman, ingeniero de personal del Proyecto de Integridad Ambiental.

Según el informe, los niveles de benceno excedieron constantemente el estándar de la EPA de nueve microgramos por metro cúbico de aire en el perímetro de ocho de las 13 refinerías que identificó el EIP. La EPA requiere que las instalaciones que superen ese umbral tomen medidas correctivas, según el informe.

El grupo también descubrió que una de las refinerías que excedía los límites era la antigua instalación de Philadelphia Energy Solutions en Filadelfia, que se cerró en 2019 pero continuó bombeando el producto químico mientras se vaciaban sus tanques.

El año pasado, la EPA de Estados Unidos dijo que "es importante señalar que los niveles de concentración de benceno observados en el perímetro de una refinería no reflejan los niveles de benceno en la comunidad". La agencia agregó que sus límites son estrictos "para brindar una amplia oportunidad de acción temprana".

El mayor emisor de benceno en 2020 fue la refinería de Delek en Krotz Springs, Luisiana, que promedió más de 31 microgramos por metro cúbico el año pasado, más de tres veces el nivel de acción de la EPA, según EIP. "Delek se centra en servir como un buen administrador del medio ambiente y un miembro de apoyo de las comunidades en las que operamos", dijo un portavoz de Delek.

En esta nota

Comentarios