pozos

Salta. La provincia quiere operar su propio petróleo

Pedido. El gobierno provincial solicitó un área con 181 pozos cerrados. Buscan generar regalías.

Una cuenca que viene con desplome en su producción desde antes de la pandemia, incluso antes del DNU 566 y por falta de inversiones, es la del Noroeste. Es por eso que el gobierno de la provincia de Salta está pensando en alternativas para los inversores y reabrir pozos productivos, que podrían generar algunas divisas para el distrito que gobierna Gustavo Sáenz.

La Cuenca Noroeste presenta una retracción del 6,7% en el acumulado del último año de su producción de petróleo y del 10,4% en gas natural.

Salta tiene 181 pozos que se encuentran cerrados. Cada uno de ellos podría producir entre 20 y 30 metros cúbicos de petróleo por día.

El presidente de Recursos Mineros y Energéticos de Salta (Remsa), Alberto Castillo, señaló que se está llevando adelante el proceso de inscripción en la Secretaría de Energía de la Nación para tener competencia en el área de hidrocarburos donde están esos pozos.

Además, el titular de la empresa estatal-provincial indicó que la gestión involucra los trámites “para sacar la licencia como operador y comercializador de pozos”, y avanzar así sobre esa área.

En Salta hay 181 pozos cerrados. Una cantidad pequeña y que no resulta atractiva para ninguna de las operadoras más grandes, pero que la provincia podría administrar a través de Remsa.

El objetivo, de acuerdo con lo explicado por Castillo, es pedir el área, asociarse con inversionistas y ejecutar un plan sobre la zona que “realmente le va a dejar una rentabilidad que antes no la tenía la provincia”.

“Jujuy tiene una empresa que se llama JEMSE, que es lo mismo que Remsa. Tiene un solo pozo en Caimancito, cuya explotación deja 500 mil dólares mensuales a la provincia. Salta, según mi constancia, tiene 181 pozos cerrados, y tenemos que avanzar sobre eso”, concluyó el funcionario.

En esta nota

Comentarios