ley

Una ley que nuclee a todos los sectores

Cader pone reparos en el DNU de Javier Milei e impulsa un proyecto de ley que involucre a todos los actores de la industria energética.

No se terminaron de hacer los análisis técnicos del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que Javier Milei envió el proyecto de Ley Ómnibus generando un terremoto en la escena política. La primera impresión del sector privado es de un clima positivo y de buenas perspectivas de cara al futuro. Sin embargo, en las renovables son cautelosos.

El decreto de La Libertad Avanza golpea fuerte en la Ley 27.424 (Generación Distribuida) donde Cader (Cámara Argentina de Energías Renovables) apostaba fuerte creyendo que el 2024 sería el año del despegue. “Todo lo que veníamos hablando y por todo lo que representa, pensábamos que el 2024 sería un gran año para las renovables, sobre todo porque no necesita ampliaciones grandes del sistema de transporte en 500 y 132 kilowatts para desarrollarse”, sostuvo Juan Manuel Alfonsín, director ejecutivo de Cader en diálogo con +e.

El sector considera que el Fondo para la Generación Distribuida de Energías Renovables (FODIS) era una herramienta fundamental. El DNU deja totalmente desarticulado el FODIS afectando directamente a los certificados fiscales. Estos créditos iban desde los 120 mil pesos por cada kilowatt de potencia instalado, hasta 8.500.000 de pesos como tope.

Si bien en Cader reconocen que el subsidio de la tasa del certificado fiscal no acompañó mucho a los proyectos debido a que quedaba muy atrasado por inflación, era una herramienta con la que contaban las empresas. “Es mejor tenerlo a no tener nada”, consideró Alfonsín.

La Cámara tiene sus reparos contra el DNU de La Libertad Avanza y considera que es perjudicada frente a otros sectores. El corazón de su primera lectura es que el país realmente vaya hacia un libre mercado y que no se beneficie a unos sobre otros. “La posición de Cader es de sentido común: si le van a quitar esto a la generación distribuida, que por favor le quiten todo a todo el mundo, en todos los aspectos, subsidios y fondos al resto de las energías, especialmente las convencionales”, afirmó el directivo.

Tal como viene informando +e, los equipos de la Secretaría de Energía de la Nación todavía no están conformados y se espera que en los próximos días esté completo el organigrama. Los miembros de Cader esperan que la cartera energética esté completa para solicitar audiencias con los funcionarios y explicar su posición.

“Lo que estamos organizando desde los distintos comités de Cader es un trabajo de estudio, análisis y de síntesis, por ponerle un título, y después haremos una apuesta en común para poder poner una posición común, porque no es una tarea para una sola persona. Son muchos artículos, aunque a nosotros nos afectan algunos más directos, pero hay que aprovechar para poder hacer también, desde nuestro lado, un trabajo serio y profesional”, destacó el ejecutivo de Cader.

Fracking en Vaca Muerta _ 2021 (Tenaris).jpg

Una ley para todos

Cader no pierde el tiempo. La Cámara impulsa fuertemente un proyecto de ley de transición energética abarcando a las energías renovables, hidrógeno, GNL, redes de transmisión, Oil & Gas y energía nuclear, entre otros. “Queremos que nadie quede afuera. Nuestra idea es tener una hoja de ruta que contemple a todos los sectores y no que se apunte a un determinado sector y que tengamos una ley para el GNL, otra para el hidrógeno verde, otra para el azul y así”, evaluó Alfonsín.

La elaboración de la normativa cuenta con la participación de entidades como AGEERA (Asociación de Generadores de Energía Eléctrica de la República Argentina), ATERA (Asociación de Transportistas Escolares de la República Argentina), AGÜERA (Asociación de Grandes Usuarios de Energía Eléctrica de la República Argentina) y Ceare (Centro de Estudios de la Actividad Regulatoria Energética), entre otros. También se invitó a Cammesa y está abierto a todas las asociaciones que quieran participar ya que hay siete comités trabajando en el proyecto de ley.

“Está abierto a quien quiera participar. La idea es que alguien lidere, pero sin imposición de temas, ni de agendas, sino de discusión abierta, porque es una tarea un poco titánica, y el éxito depende del apoyo y la participación de todo el sector, incluido el Oil & Gas, que aparentemente puede sonar incompatible, pero el gas puede ser una energía de transición que permita a la Argentina posicionarse, financiar y apuntar al desarrollo de las renovables. Ese es el esquema que debiéramos apuntar”, afirmó.

La propuesta continúa siendo elaborada por los equipos técnicos y cuando esté lista será presentada a las autoridades del Congreso Nacional y del Ejecutivo para seguir puliendo los detalles. “Queremos discutir tanto con el Poder Legislativo como con el Ejecutivo, un proyecto de ley de transición energética que necesita el país, asociado a una hoja de ruta, porque es el camino que tienen que seguir los países serios. Además, esto permitirá financiamiento de organismos multilaterales, de organismos privados, etcétera, para el fomento del desarrollo de las energías renovables en Argentina”, subrayó el director ejecutivo de Cader.

En esta nota

Dejá tu comentario