Paritaria

La paritaria petrolera vuelve a escena

El Gobierno nacional convocó a los gremios petroleros y a las cámaras empresariales para renegociar la paritaria 2023/2024.

La inflación se disparó en diciembre. Los costos de bienes y servicio se incrementaron y se espera que enero y febrero sean meses duros con respecto a lo económico. Los gremios petroleros monitorean la situación día a día y exigían que se adelante la fecha de reapertura de la paritaria 2023/2024. Los reclamos fueron escuchados.

El Gobierno nacional convocó a los sindicatos y a las cámaras empresariales el martes 16 para discutir salarios. La cita comenzará a las 11 en la sede de la Secretaría de Trabajo de la Nación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Las entidades convocadas fueron el Sindicato de Petroleros Jerárquicos de Cuyo y La Rioja; el Sindicato de Petroleros Jerárquicos de Salta, Jujuy y Formosa; el Sindicato de Petroleros Jerárquicos de Neuquén y Río Negro; el Sindicato de Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral; el Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa; el Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz; el Sindicato de Petroleros Privados de Chubut; y la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles.

Asimismo, serán parte la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).

Tal como viene informando +e, en la última mesa de negociación, las partes acordaron que la paritaria 2023/2024 escalaría al 135,6% con vencimiento en abril. Además, se estableció que se volverían a reunir en febrero de este año.

Sin embargo, la devaluación de diciembre generó que los gremios comenzaron a exigir que se habilite un nuevo espacio de negociación para que los trabajadores no pierdan su poder adquisitivo. Los dirigentes saben que las negociaciones no serán fáciles debido al contexto macroeconómico.

Hasta ahora nadie se atreve a hacer una proyección de la inflación por lo que los sindicatos apuntan a obtener una cláusula gatillo y otra de revisión extra para el periodo 2023/2024.

Los dirigentes también apuntan a que ratifique la plena vigencia y la ultraactividad de las normas obligatorias de la convención colectiva de trabajo 605/10. Este tema se impulsó en el 2010, pero las discusiones salariales postergaron la renovación de los artículos relacionados con el Convenio Colectivo de Trabajo. Las alarmas se encendieron cuando el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) establece la modificación de esta herramienta de los trabajadores. Se buscará que se mantenga tal cual está hasta que se negocie una actualización.

Otro punto que hay que tener en cuenta es que, en último tiempo, surgieron varias diferencias entre los gremios (el conflicto entre Petroleros Privados de Chubut y Jerárquicos de la Patagonia Austral es el caso testimonial), pero los dirigentes saben que si se vuelven a dividir tienen más para perder que para ganar. “La lucha debe ser de manera conjunta”, repiten los sindicalistas.

En esta nota

Dejá tu comentario