barril

El barril de criollo en la mira de las provincias

Las autoridades saben que la ley de Cuencas Maduras no va más y piden que se le quiten trabas a la actividad. La lucha por el barril criollo.

“Ese proyecto no camina más. Una de las cosas que nos dijeron es que la Ley de Cuencas Maduras no avanzará”. Esa fue una de las conclusiones que se sacó sobre el proyecto de ley durante el almuerzo por el Día del Petróleo en el Hotel Sheraton. Ahora, el barril criollo está en la mira de las provincias.

+e dialogó con diferentes actores de la industria hidrocarburífera y todos coincidieron que la iniciativa presentada por Sergio Massaya no iba más”. Algunos se animaron a decir que la propuesta “era un mamarracho” y que “solo se la apoyó porque fue durante las elecciones”.

“El mensaje que nosotros tenemos es que esa ley no va más y que no había chances de reflotarla. Quedó en uno de los cajones del Congreso y no creemos que salga de ahí. La política ahora va hacia otro lado y, parece que todo se regirá por el mercado. Veremos qué es lo que pasa”, afirmaron desde la industria a este medio.

Tal como había informado +e, el proyecto había sido cajoneado después de la victoria de Javier Milei sobre Sergio Massa. La iniciativa había generado diferencias entre los principales actores de la Cuenca del Golfo San Jorge, pero luego de elecciones del 22 de octubre se tomó una posición de diálogo para mejorar la propuesta. “Es lo que tenemos y tenemos que mejorarlo para tener una ley lo más robusta posible”, afirmó, un día después de las elecciones generales, Jorge Ávila, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut.

Si bien en el seno de Comodoro Rivadavia todavía hay actores que creen que el proyecto de ley se puede “recuperar” para salvaguardar a la actividad ante la baja del precio del crudo, hay un consenso de que la iniciativa que presentó Massa no será más que un archivo.

En contraposición, las provincias quieren que se elimine el barril criollo porque consideran que la actividad sigue subsidiando al resto del país. Para lograr ese objetivo, las autoridades de provincias productoras gestionan una reunión con sus pares del Gobierno nacional. La idea es darle un par de días a Eduardo Rodríguez Chirillo y a su equipo para que se acomode en la Secretaría de Energía de la Nación y puedan encontrar un camino de diálogo.

“Vamos a tener una reunión con todos los funcionarios para ver cuál es el camino que vamos a seguir porque necesitamos que el barril criollo desaparezca. Tenemos una diferencia de casi 30 dólares que las provincias están perdiendo a favor de la Nación. Sabemos que desde el Gobierno saben de esto y estarían dispuestos a hablar, pero esto es día a día”, consideraron.

Las autoridades están atentas a lo que decida el equipo económico de La Libertad Avanza. Las retenciones a las exportaciones generan dudas en el sector y la paciencia comienza a agotarse por una nueva traba para la actividad hidrocarburífera.

“Se sabe que cada gobierno tiene su veranito de romance con la gente, pero nosotros tenemos nuestros tiempos y si sigue con la posición de decidir sin consultar vamos por un camino equivocado. Las provincias somos dueñas de los recursos y debemos tener derecho a opinar. Por ahora, no vamos a ser un obstáculo para el Gobierno nacional, pero necesitamos respuestas a nuestros pedidos”, cuestionaron.

El Gobierno de Javier Milei cumplió su primera semana con un fuerte ajuste y con señales de libre mercado. Las provincias son cautelosas y esperan por una reunión con las nuevas autoridades para comenzar a tener un panorama más claro con lo que será la hoja de ruta de la Libertad Avanza.

En esta nota

Dejá tu comentario