Plaza Huincul

Un piquete de desocupados afecta a la refinería de Plaza Huincul

Desde el jueves temprano están en Ruta 22 y bloquearon el despacho de camiones de YPF. La medida genera preocupación en los estacioneros y más si se extiende.

Un grupo de desocupados y organizaciones sociales iniciaron piquetes en la zona de la refinería de YPF en Plaza Huincul y hace más de un día que no salen camiones con combustible. El eje de la protesta es por crisis económica debido al COVID-19, por eso están apostados sobre la Ruta 22 desde el jueves a las 6 de la mañana. No descartan también extender el piquete a la Ruta 17 en Añelo.

Esta medida generó preocupación en los estacioneros de las provincias de Neuquén y Río Negro, en especial de las zonas más alejadas puesto que de extenderse por más tiempo este bloqueo estaría en peligro su stock. Es que al no estar saliendo camiones con combustible, hay puntos de la zona donde el único proveedor es YPF y podrían quedarse sin ningún tipo de nafta.

Si bien todavía es temprano para hablar de desabastecimiento, ya hace más de un día que la refinería no está despachando camiones, por lo que la demanda de stock de algunas estaciones de servicio ubicadas en localidades muy alejadas tendrán que administrar su stock. Los desocupados y organizaciones sociales están pidiendo soluciones para la comunidad de Plaza Huincul y Cutral Co afectada por estos largos meses de crisis por la pandemia.

Hugo Gutiérrez, referente del grupo que está en las protestas en Plaza Huincul y Cutral Co, explicó los motivos de la protesta. "Nosotros decidimos venir a cortar la Ruta 22 para solicitar una mesa de diálogo con el gobierno provincial para resolver nuestros problemas. Tenemos mucho desempleo en todos los sectores, taxistas que no pueden trabajar normalmente, entre otras urgencias que provocó el Covid", dijo en declaraciones radiales.

"Hemos querido llegar al gobierno, pero ha hecho oídos sordos. Les pedimos que los compañeros de Cutral Co y Plaza Huincul tengan respuesta a través de una respuesta política. Es una situación caótica el kioskero, el almacenero, el laburante. Necesitamos volver al trabajo", apuntó Gutiérrez.

La agrupación Surgentes se unió a los taxistas, ATE y CTA, entre otras organizaciones intermedias. Quieren llevar a esa mesa de diálogo una respuesta a la situación económica de las familias de la comarca, proponiendo un bono de contención de 20 mil pesos. Los gremios estatales que acompañan llevan reclamos por las condiciones laborales ante el gobierno provincial.

En esta nota

Comentarios