Plan Gas

El impacto del Plan Gas en la Cuenca del Golfo San Jorge

El programa de precios estímulo hizo más rentables los pozos gasíferos. La limitación de los gasoductos y cómo aprovechar al máximo el gas.

La Cuenca del Golfo San Jorge no es una cuenca gasífera como la Neuquina y la Austral. El recurso de esta región presenta una serie de particularidades que no lo hacen rentable. Sin embargo, el gas de Chubut mantiene su ritmo de producción, tuvo un incremento muy fuerte en la primera década de los 2000, para venderse a Cammesa (Compañía Administradora Mayorista del Mercado Eléctrico) para la generación térmica en las subastas del Mercado Electrónico del Gas (MEGSA).

Entre las compañías que producen gas, Pan American Energy (PAE) es la que mantiene el ritmo en la provincia gracias a las particularidades que presenta Cerro Dragón: casquetes que ofrecen una estructura para sacar el recurso.

El primer inconveniente del gas chubutense es que se encuentra en algunos yacimientos puntuales, mientras que el resto del área está asociado a la relación entre petróleo y gas, denominado gor (relation oil and gas). El gas del Golfo San Jorge tiene como problema adicional la calidad del gas de la región.

El hidrocarburo que se produce está debajo de los 9500 o 9700 kilocalorías. Esto significa que tiene pocos componentes de propano o butano, que son los más livianos y tiene mucho poder calorífico. La ecuación marca que su producción sea costosa y su rentabilidad sea nula por lo que muchos pozos quedan parados.

Entonces, ¿qué se hace para vender la producción de gas bajo estas condiciones? El Plan Gas.Ar es la respuesta para lograr una rentabilidad deseada. “Como es por empresa y se puede distribuir un porcentaje por cuenca, se puede jugar con eso y hacer rentable una producción que antes no lo era”, explicaron desde la industria a +e.

Utilizar al máximo el recurso

La calidad del gas de la Cuenca del Golfo San Jorge no es la mejor, pero las compañías tratan de aprovechar el recurso al máximo. Una de esas oportunidades es utilizarlo para la inertización de los tanques para evitar vaporación, que entre oxígeno y ayude a la corrosión.

También se usa para la generación de energía eléctrica en el yacimiento. Su bajo poder calorífico les permite ser utilizado para alimentar directamente a los equipos de perforación, elevadores artificiales, unidades de bombeo y campamentos de trabajadores.

La generación de energía eléctrica a partir de gas brinda la oportunidad de reducir los costos operativos hasta en un 80 % en comparación con la operación con diésel o un combustible dual. Esto llevó a que, por caso, PAE en el 2015 invierta en un yacimiento resero: “Subestación Transformadora Resero-II” en Cerro Dragón. El objetivo era readecuar los yacimientos que tienen altos niveles de dióxido de carbono para aprovecharlos en sus proyectos.

El tope del transporte

Como sucede en todo el país, la capacidad de transporte de los gasoductos frena cualquier tipo de intento de incrementar la producción. En Chubut están atentos a la unión de los gasoductos San Martín y Patagónico que ayudaría a descomprimir la saturación de los ductos.

“Hay muchos yacimientos que tienen gas o se han descubierto que no son rentables por no tener la capacidad de transporte. Por ahí, con la unión de los gasoductos se abrirían varias posibilidades para una exploración mayor”, aseguraron.

El gasoducto San Martín viene saturado desde la Cuenca Austral por lo que se puede inyectar desde la Cuenca del Golfo San Jorge es mínimo. Otro resto, también pequeño, se va por el Patagónico. La ecuación hace que la producción en la región sea mínima debido a la capacidad de transporte. “Salvo que haya una industrialización o algo más importante, el gas que van a vender va a ser siempre el mismo”, destacaron.

Más allá que los gasoductos incrementen su capacidad y se requiera más gas para las exportaciones o consumo interno, en la región saben que la producción no se incrementaría más de 10% o un 15%. Esta posibilidad está limitada al contexto nacional y a la disponibilidad para inyectar el recurso. “Hoy la oportunidad está asociada al petróleo por sus valores. Se llegó a la saturación de la capacidad de transporte a partir de la producción de gas con varios yacimientos, pero hay que empezar a buscar otra alternativa”, consideraron.

> Oferta para generación

MEGSA realizó un nuevo concurso de precios, solicitado por Cammesa para recibir ofertas en busca de abastecerse de energía durante la segunda quincena de febrero, en el marco del Plan Gas.Ar.

En total se recibieron 15 ofertas por un volumen total de 19,8 millones de metros cúbicos día y un precio promedio ponderado de 2,8846 dólares el millón de BTU. Esta producción de gas que ofertaron las empresas es para el período de abastecimiento entre el 14 de febrero hasta el 27 del mismo mes.

Del volumen total 11,3 Mm3/día correspondieron 10 ofertas de Neuquén, unos 4,5 Mm3 serán provistos desde Tierra del Fuego, otros 3 Mm3 fueron ofertados desde Santa Cruz y 1 Mm3 fue ofertado desde Chubut.

En esta nota

Comentarios