petroleros

Petroleros Jerárquicos también van por el aumento salarial

La entidad conducida por Manuel Arévalo se reúne con las empresas hoy en Buenos Aires. Los gremios buscan una suba en medio del reupunte.

El Sindicato de Petroleros Jerárquicos de Neuquén, Río Negro y La Pampa será parte hoy del diálogo con las cámaras del sector petrolero por la paritaria del 2020.

Así lo informó el gremio que conduce Manuel Arévalo, a través de un comunicado en el que la entidad sindical señala que "las empresas nucleadas en la Cámara no negaron la legitimidad del pedido planteado por los jerárquicos".

Arévalo sostuvo que entiende "la situación actual y la importancia de la reactivación de las empresas porque esto permitirá la recuperación del salario y el poder adquisitivo del conjunto de nuestros representados".

La entidad había acordado un 16,2% de aumento sobre los salarios de marzo del 2019, devengados en septiembre del 2020. En medio de la crisis, las petroleras pagaron dos sumas fijas de 30 mil pesos cada una: en diciembre y en enero. Con los haberes correspondientes a marzo, la suba del 16,2% se transformará en remunerativa. En medio de las discusiones de los últimos meses, está prevista una suba del 10% en marzo sobre los haberes del 2021 y otra del 5% en abril.

Pero las entidades gremiales del sector buscan una mesa para discutir el parámetro salarial para el 2021 y saldar las diferencias que consideran que no fueron saldadas respecto de la pauta salarial del año anterior.

La convocatoria es para este miércoles a las 11 en el Ministerio de Trabajo de la Nación, en la ciudad de Buenos Aires. También participarán los dirigentes del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, que se sumarán a la negociación con la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámaras e Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).

Los petroleros van por una recomposición que se adecue a la inflación que marcó el INDEC para todo el 2020, que fue del 36,1%. Argumentan que muchos trabajadores estuvieron con sueldos reducidos y con un tope de 60 mil peses en sus haberes, en medio de la peor crisis de la industria petrolera producto del coronavirus y su impacto en los yacimientos.

En esta nota

Comentarios