oiltanking

La clausura de Oiltanking puede poner en jaque las exportaciones de Vaca Muerta

Frente a un nuevo derrame, Kicillof clausuró las dos monoboyas de esta empresa. Las alarmas están puestas sobre la exportación y el parque refinador.

En la madrugada del miércoles, se produjo un nuevo derrame de petróleo de la empresa Oiltanking y la Provincia de Buenos Aires decidió clausurar sus dos monoboyas, un elemento clave del que depende todo el sistema petrolero nacional.

El hecho sucede apenas tres semanas después de un accidente mayor en la misma Ría de Bahía Blanca donde había fallado otra de las monoboyas. Aquel caso cobró mucha notoriedad por la lentitud en activar el protocolo para contener el daño ambiental, cosa que no sucedió en este nuevo evento.

“Desde el Ministerio de Ambiente de la Provincia Buenos Aires se suspendió preventivamente la operatoria de la Oiltanking y se solicitó de manera urgente que la Secretaría de Energía de Nación, el organismo habilitante de la actividad de la empresa, revise la operatoria de la empresa y asegure que está en condiciones de seguir operando”; indicaron desde la gobernación.

“La Provincia está presente en el sitio y se están llevando adelante todas las acciones para que el evento tenga el menor impacto posible en nuestros bienes comunes naturales y en la vida de las y los bonaerenses.

La Provincia seguirá actuando acorde a sus competencias de cuidado y preservación de los bienes comunes naturales una vez ocurrido el evento e instando a las autoridades nacionales a investigar lo sucedido y controlar la operativa de la empresa.

Por su parte, desde la empresa indicaron que el evento se detectó inmediatamente y se contuvo a la brevedad. “Durante la operación de descarga del buque tanque "San Matías", un elemento de medición de presión presentara una falla; lo que generó un derrame de hidrocarburo. Percibida la fuga, la que fue observada por personal de Oiltanking a bordo, se dispuso la inmediata interrupción de la operación. Por otra parte, se realizaron trabajos de contención y control de la mancha por medio de barreras y booms absorbentes, a cargo de la empresa contratista CINTRA, lo que contuvo todo el derrame registrado. No obstante esto, y para despejar dudas, ya hay embarcaciones verificando la existencia de pequeños rastros de material eventualmente desprendido de la mancha principal”, agregaron.

Más allá del debate ambiental, la clausura de las monoboyas desató alerta en el mundo del petróleo porque de mantenerse en el tiempo podría derivar en un claro desabastecimiento del parque refinador.

Sucede que, además de tener un rol fundamental en la carga de buques para exportación, Oiltanking recibe embarcaciones con crudo Escalante proveniente de la Cuenca del Golfo y lo inyecta a los poliductos que terminan en las refinerías. Y como alrededor de un 40% del petróleo procesado tiene este origen, el sistema no puede prescindir del mismo.

La buena noticia es que los tanques de almacenamiento tienen stock suficiente como para abastecer al parque refinador por casi un mes, según comentaron a +e fuentes de la industrial. Con lo cual, no habría mayores peligros.

De todos modos, la empresa ya informó el cronograma de trabajo para solicitar el levantamiento de la clausura, cosa que espera que suceda en el transcurso del día. “La reparación de la avería se estima requerirá unas 4 horas de trabajo del personal y será en conjunto con GIE GROUP, que certificará su ejecución. Realizada esta tarea, se ejecutará una inspección de estado y validación del sistema como conjunto por la Sociedad de Clasificación RINA. También se espera la llegada inminente de inspectores de la Secretaría de Energía de la Nación, quienes inspeccionarán la monoboya para informar al Ministerio de Ambiente de la Provincia que esta tiene el apto para operar y de este modo disponer el levantamiento de la clausura parcial”, subrayaron desde la empresa.

En esta nota

Dejá tu comentario