petróleo

Almacenamiento: los barriles de crudo guardados en medio de la crisis

Es uno de los desafíos de la industria en el contexto de baja demanda por el COVID-19.

Dónde guardar el petróleo es la variable clave en estos tiempos de pandemia que complicaron la producción y paralizaron la demanda. En la Argentina fue especialmente en marzo, cuando el gobierno nacional anunció el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Mientras se ajusta la producción a la nueva realidad y actividad, la capacidad de almacenamiento está en sus niveles máximos.

En el caso de YPF, la capacidad es de un equivalente a ocho millones de barriles y está actualmente ocupada en un 90%. Así lo explicó Sergio Giorgi, vicepresidente de Estrategia, Desarrollo de Negocios y Relaciones con Inversores, en una comunicación con inversores donde acompañó al presidente de la empresa, Guillermo Nielsen, y al flamante CEO, Sergio Affronti.

“Damos o tomamos 7,2 a 7,5 millones de barriles de petróleo que estamos almacenando. Eso incluye tres cargas que tenemos con 1,5 millones de petróleo ligero. Y eso es lo que tenemos en términos de almacenamiento de petróleo”, dijo Giorgi.

Las exportaciones desde la Cuenca del Golfo San Jorge son de crudo Escalante (en Chubut) y Cañadón Seco (Santa Cruz), apoyados gracias a las salidas por los dos muelles de Terminales Marítimas Patagónicas (Termap) que permitieron a la compañía enviar al exterior 1,5 millones de barriles en el último tiempo. Lo gestionan todas las operadoras que trabajan en la zona y puede guardar hasta seis millones de barriles.

Para Vaca Muerta, una salida al Atlántico es Puerto Rosales, donde Oiltanking tiene tanques de reserva para tres millones de barriles. Conecta así 1700 kilómetros de oleoductos en casi 900 de líneas de Oldelval que llevan el 35% del shale oil.

Los barcos Panamax son una alternativa cuando la oferta supera a la demanda. Estos cargueros transportan el equivalente a 500 mil barriles hasta que la empresa cierra un contrato de venta.

En esta nota

Comentarios