pandemia

Los estacioneros siguen con un 10% de ventas en negativo

Las ventas de combustibles son 10% menos que antes de la pandemia y estacioneros piden la vuelta del ATP.

Las ventas de combustibles a nivel nacional están hasta un 10% por debajo respecto a la "normalidad pre-pandemia", debido a la profundidad de la crisis económica y la notable menor movilidad de bienes y personas. En las rutas del interior, donde no hay movimiento particular y escaso turismo, las ventas están un 30% por debajo que en la pre-pandemia.

Existen en el país unas 4800 estaciones de servicio que tienen alrededor de 15 empleados cada una. Un 10% del total de los trabajadores son mayores de 60 años o pertenecen a grupos de riesgo, por lo que están dispensados.

Y aunque con la pandemia no hubo cierres masivos, advierten que si por la segunda ola de la Covid-19 se vuelve a restringir la circulación, la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) deberá generalizarse para que no se pierdan las fuentes de trabajo. "El ATP y la financiación de las petroleras fue vital para nosotros", señalan fuentes de Federación de Empresas de Combustible (FECRA).

Una estación de servicio debe vender entre 200.000 y 250.000 litros de combustibles para cubrir los costos y llegar al punto de equilibrio (break even). Si una nueva cuarentena o toques de queda focalizados no permiten alcanzar esos valores, la situación sectorial recrudecerá, afirman.

Otro de los temas que están en la agenda de los dueños de las bocas de expendio es la renegociación de los contratos del Gas Natural Comprimido (GNC) vehicular, que vencen en su mayoría en mayo.

Las productoras y comercializadoras del gas están ofreciendo contratos por tres años (en vez de uno, como es hasta ahora), con costos del metro cúbico (m3) cercanos a un 40 a 45% de los precios de la nafta súper, que hoy en la Ciudad de Buenos Aires ronda los $ 80 por litro y que dentro de 60 días trepará a $ 88.

Por eso se vienen fuertes subas en el precio del GNC para los usuarios finales. El m3 podría pasar a costar unos $ 35 en Capital, con un incremento mayor al 20% en algunos casos.

De todas formas, en FECRA matizan que las estaciones podrían aplicar un sendero progresivo para que los nuevos contratos no perjudiquen al mercado, que tiene más de 10.000 conversiones mensuales, según los datos del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS).

En esta nota

Comentarios