emisiones

Cómo la industria química y petroquímica redujo sus emisiones

La mejora de los procesos, los avances tecnológicos y una disminución del 6% en dióxido de azufre emitido fueron clave para lograr el avance en sus emisiones.

La industria química y petroquímica determinó que el dióxido de carbono (CO) emitido tuvo una reducción del 24 % como resultado de las operaciones de esa industria en el país, dada principalmente por la mejora de los procesos y los avances tecnológicos, y una disminución del 6% en dióxido de azufre (SO) emitido por la mejora en la calidad de los combustibles utilizados.

Así se desprende de la nueva edición de los Indicadores de Desempeño de la Industria Química y Petroquímica como parte del Programa de Cuidado Responsable del Medio Ambiente administrado por la Cámara de la Industria Química y Petroquímica (CIQyP), desde 1992.

Los indicadores de desempeño de la Industria Química y Petroquímica son de vital importancia para garantizar la seguridad, la eficiencia y la sostenibilidad de estas actividades.

Las cifras reportadas por parte de las empresas adheridas al Programa representan más del 75% del volumen de producción y comercialización de la industria local, y refleja la orientación hacia un modelo productivo circular y de baja en emisiones de carbono, alineada con las directrices de las Naciones Unidas.

Durante los últimos años, la mayoría de los indicadores identificados y evaluados han mostrado mejoras significativas. En este sentido, entre los parámetros que arrojó el análisis de los indicadores presentados, entre el período 2020-2021, se destaca que el dióxido de carbono (CO) emitido muestra una reducción del 24 %, dada principalmente por la mejora de los procesos y los avances tecnológicos.

Por su parte, se observa una disminución del 6% en dióxido de azufre (SO) emitido a la atmósfera por combustión, lo cual se debe a la mejora en la calidad de los combustibles utilizados, por menor consumo de combustibles líquidos.

A su vez, respecto a los gases de efecto invernadero, las emisiones de óxidos de nitrógeno aumentaron en 2021 un 35% respecto a 2020, se asocia al mayor nivel de producción, reemplazo de combustibles líquidos por otros, algunos problemas en calderas y cambios en los sistemas de medición con mayor frecuencia.

El Informe de la CIQyP® también destaca que las inversiones en “Control de Ruidos Molestos” han aumentado considerablemente un 180% por calibración de equipos, reactivación de obras post-pandemia, monitoreos de ruido ambiente vecinal, y, tal como se menciona en las inversiones de los indicadores anteriores, la depreciación del peso.

En los casos del Nitrógeno al Agua (-8%) y Metales Pesados al Agua (-39%) se observan leves disminuciones producto de mejoras en procesos y cierre de plantas durante algunos periodos en los últimos años.

Respecto a la cantidad de Efluentes Líquidos Vertidos a Cuerpo de Agua Superficial, Colectora Cloacal o Mar caen un 50%, producto de implementación de mejoras en los procesos productivos y cierres de plantas que no cumplían con los estándares.

En esta nota

Dejá tu comentario