Paritaria

Los gremios proyectan una negociación paritaria rápida

La primera semana de octubre marcará la reanudación de la paritaria petrolera. Los sindicatos estiman que las negociaciones no se extenderá más de lo esperado.

“No hay mucho que discutir. Está firmado en el Ministerio de Trabajo de la Nación y marca que si se supera lo pactado tendremos un nuevo aumento para igualar la diferencia con respecto a la inflación”. Esa fue la sentencia de Marcelo Rucci sobre las negociaciones paritarias que se reanudarán la próxima semana en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Los gremios petroleros y las cámaras empresariales volverán a reunirse después que en junio cerraran una paritaria histórica alcanzando un récord para los salarios de los trabajadores. El acuerdo implicó un aumento del 82,5% que se dividió en un incremento del 10% en julio, cómo suma no remunerativa; 10% en agosto, como suma no remunerativa; y 7,5% en septiembre, cómo suma no remunerativa. Estos porcentajes pasarán como suma remunerativa a partir de octubre.

La negociación también incluyó que el 15 de octubre se ejecute una cláusula de revisión sobre el semestre para ajustar los porcentajes que quedaron por debajo de la inflación. En este sentido, los diferentes secretarios generales del país fueron recibiendo a lo largo de esta semana la invitación para reunirse nuevamente en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación en busca de acodar un nuevo aumentó que compense la aceleración de la inflación en los últimos meses.

“Nosotros tenemos firmado el acuerdo de revisión con las cámaras, así que no tiene que haber ningún problema. Hemos dejado bien en claro que vamos a exigir una revisión de la paritaria en caso de que exista una escapada inflacionaria. El acuerdo fue homologado por el Ministerio de Trabajo no debería haber ningún tipo de problema. Solamente hay que ponerse”, aseveró el titular del Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa en diálogo con +e.

“El porcentaje que queda desajustado lo tienen que pagar y no va a haber mucho problema en eso. No es algo que alguno quiere inventar porque ya está firmado y no se puede volver para atrás”, agregó.

Es que la negociación también determina que habrá un 10% en noviembre, como suma no remunerativa; y un 17,5% de aumento en diciembre, como suma no remunerativa. Asimismo, en enero 2023, el 27,5% distribuido en noviembre y diciembre pasa a remunerativo.

Mientras que en febrero se espera un aumento no remunerativo del 17,5% en febrero de 2023; en marzo un incremento no remunerativo del 10%; y en abril pasa como remunerativo el 27,5% de aumento de febrero y marzo.

Rucci recordó que en el trimestre pasado la inflación rondaba el 7,5% mensual, pero después de las PASO ese porcentaje se incrementó hacia el 12,5%. Lo que esperan los gremios es que esa diferencia sea reconocida para que los trabajadores no pierdan su poder adquisitivo. “Nosotros vamos a ir por lo pactado. Queremos que lo nos corresponde. No vamos a aceptar nada menos”, consideró el dirigente gremial.

A partir del 4 de octubre comienzan las negociaciones que estarán marcadas por la eliminación del Impuesto a las Ganancias después de la aprobación del Congreso de la Nación.

“Nosotros no vamos a ir a pedir algo que esté fuera de la realidad. Vamos a pedir que se cumpla con lo que se acordó y que se reconozca lo que se perdió por la inflación. No es algo que sale solamente de Neuquén, Río Negro y La Pampa, sino que se acordará con el resto de los otros gremios del país para ver cuál será el planteamiento que le llevaremos a las empresas. Hasta hoy en día no hay ninguna empresa que me haya dicho que no podemos pedir lo que queremos porque ellos pusieron su firma ante el Ministerio de Trabajo de la Nación. Yo confió que todo se lleve a cabo de la mejor manera”, aseguró Rucci.

En esta nota

Dejá tu comentario