litio

Cuánto litio se puede sacar del agua de pozos petroleros

Formosa lleva adelante la instalación de una planta piloto que busca aprovechar la concentración de litio en el agua de los pozos petroleros.

Minería Positiva y REFSA (Recursos y Energía Formosa SA) llevan adelante un novedoso proyecto que vincula la producción de litio con la petrolera a través del uso de agua en Formosa. La instalación de la planta piloto se está llevando a cabo en estos días en el paraje Palmar Largo, contará con mano de obra wichi, se estima que producirá entre 300 y 400 toneladas de carbonato de litio por año y aseguran que se trata de una iniciativa de economía circular.

En diálogo con +e, José Gustavo de Castro, responsable de la instalación y la puesta en marcha de la planta piloto de litio, sostuvo que el proyecto comenzó hace tres años cuando se realizaron los primeros estudios de potencialidad de hacer una transferencia tecnológica desde la producción de salares, de lo que hay en el noroeste argentino (NOA), hacia el agua de recuperación petrolera. “Hicimos todo un desarrollo cuya tecnología es una de las que se usan en la producción de litio en salares reformulada y aplicada a las aguas de recuperación petrolera”, subrayó el ingeniero de la empresa proveedora salteña Minería Positiva.

La iniciativa surge de revisar y rever lo existente aplicándolo de una manera diferente. “Parece que fuese una cosa simple porque la tecnología está siendo usada, pero nosotros la readaptamos a la potencialidad que había en las aguas de recuperación petrolera”, afirmó.

En este sentido, el ingeniero explicó que la concentración de litio que existe en los salares del noroeste argentino ronda entre 300 y 700 miligramos por litro de litio. En el caso de las aguas petroleras de Formosa rondan en el orden de 50 a 70 miligramos por litro. “Es bastante menor, pero hemos ido adaptando a la tecnología y la forma en que se produce esa agua de recuperación petrolera que nos permite tener la potencialidad de producción comercial de litio de las aguas de petróleo”, subrayó.

https://twitter.com/MinEcoFsa/status/1637955930682966016

El proyecto avanza a buen ritmo con la instalación de una planta piloto de optimización y capacitación para poder terminar de definir algunos parámetros de producción comercial. “Todo lo que es prueba de laboratorio, definiciones de diseño y gran parte de la tecnología ya está predefinida. Ahora lo que estamos haciendo es instalar una planta piloto llamada Centro de Optimización y Capacitación, que va a ajustar parámetros y verificar la producción a escala piloto de carbonato de litio. A partir de ahí se define la planta comercial”, detalló.

Asimismo, Gustavo de Castro manifestó que este tipo de tecnología se puede replicar en otras cuencas, sobre todo si son de formación volcánica inicial. “No necesariamente todas las cuencas tienen la misma concentración de litio, pero mientras haya cuencas que tengan concentración de litio por arriba de los 50 miligramos por litro, eso se puede replicar”, consideró.

“Hoy en día hay algo parecido, similar, en Estados Unidos, que están haciendo un trabajo muy similar en recuperación de litio a partir de aguas petroleras. Y en Canadá también se está comenzando a trabajar en ese tema”, aseveró.

En cuanto a la sustentabilidad, el ingeniero aseguró que se está obteniendo un subproducto de algo que originalmente no tenía un valor claro, y no existe ningún otro cambio en el ambiente.

“Desde el punto de vista de economía circular, sostenibilidad, todo lo que significa sinergia, digamos, productiva, es un proyecto que tiene muchísimas ventajas y muchísimas mejoras sobre lo actual”, afirmó y ponderó que la planta será gestionada por gente local. “Por supuesto contará con nuestra supervisión, pero principalmente será desarrollada y operada por gente wichí de la zona”, subrayó.

En esta nota

Dejá tu comentario