Lapeña

Lapeña: "No creo que el Gobierno pueda quitar los subsidios"

"Todo lo que han hecho en 20 años lo tendrían que deshacer en uno", subrayó Jorge Lapeña en relación a los compromisos que debe cumplir el Gobierno con el FMI.

Jorge Lapeña, presidente del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, se mostró escéptico en relación a la quita de subsidios que el Gobierno debe encarar este año como parte de los compromisos con el FMI.

En diálogo con +e, dijo: “Todo lo que han hecho en 20 años lo tendrían que deshacer en uno. Realmente no creo que lo puedan hacer porque es precisamente el oficialismo y no tiene una conducción única”.

Hace algún tiempo aseguró que los subsidios energéticos eran una bomba creada por la ineptitud de los funcionarios, ¿lo sigue analizando del mismo modo?

Sigo manteniendo el concepto. Los subsidios son una bomba de tipo económico que complica el funcionamiento de toda la economía argentina y de hecho, existen compromisos de reducción de esos subsidios que en la mayoría de los casos son infundados.

Estoy de acuerdo con aquella parte de los subsidios que tengan por finalidad ayudar a los consumidores que transitan la pobreza o la pobreza extrema para que puedan acceder al consumo de energía y esto les permita seguir incluidos en la sociedad, pero de ninguna manera estoy de acuerdo con la modalidad en que los subsidios se fijan en la Argentina, que es al margen de lo que dicen las leyes, ni con criterios estrictamente políticos, que lo que buscan es un rédito electoral inmediato por parte de quien lo promueve. En este sentido, ratifico todos los pensamientos o todas las declaraciones que pueda haber hecho en el pasado.

Recién decía que iban en contra de la ley los subsidios ¿Me podría explicar?

Las leyes del banco regulatorio, que son las que están vigentes, tanto la ley 24065 del banco regulatorio eléctrico, como la ley 24076 tiene un capítulo tarifario en el cual se fija cómo se establece legalmente la ley, cómo deben ser fijadas las tarifas por los entes reguladores.

Es decir, las empresas no son las que fijan las tarifas sino los entes reguladores que es el propio Estado, se trata de monopolios naturales.

Estas tarifas deben recuperar todos los costos en los cuales incurren las empresas estatales de energía eléctrica y de gas natural, sobre todo el transporte y distribución de gas natural para proveer el servicio. Y justamente estos costos deben ser auditados por el propio Estado de forma tal que deben ser reales, y deben ser costos eficientes, no se trata de que las empresas pongan cualquier precio.

Este mecanismo no se aplica y el sistema no ha sido reemplazado por otra ley que diga lo contrario. En los últimos 12, 13 años, esto ha implicado una transferencia desde el tesoro nacional a las empresas del orden de los 200 mil millones de dólares. Es una cifra exorbitante que en la mayoría de los casos provienen de emisiones monetarias espurias y esta es una de las causas de la inflación.

Jorge Lapeña.jpg

Además de la inflación, ¿cuál es el principal impacto de los subsidios en el presente económico?

Y es el desbalance de toda la economía. La economía argentina tiene el principal mal es la inflación. Entonces, ahí hay un error en cómo se han fijado esa tarifa y yo reitero que las causales de fondo están en la mala política que utiliza el subsidio no para corregir cuestiones de pobreza.

Finalmente, después de 20 años de subsidios, hay quienes van a empezar a pagar la factura con el costo pleno de energía eléctrica y de gas…

Esto es algo que el Gobierno va a implementar. Es decir, lo que hay que hacer es que el subsidio quede focalizado en el que lo necesite, eso está bien. De ahí a subsidiar a todos que es lo que ha ocurrido, el mal que hemos obtenido es una economía totalmente desquiciada. El Gobierno ahora se ha comprometido a eliminar esos subsidios y creo que va a pagar un costo político frente a sus propios votantes.

¿Cómo se va a poder seguir con esta implementación de quitas en un año electoral?

Eso es lo que no alcanzo a comprender, pero evidentemente todo lo que han hecho en 20 años lo tendrían que deshacer en uno. Realmente no creo que lo puedan hacer porque es precisamente el oficialismo y no tiene una conducción única.

Supongamos que lo convocan de la próxima administración con la idea de destrabar toda esta maraña, ¿usted qué haría?

Hay que ordenar el sector, hay que hacer un plan energético nacional de largo plazo, hay que tener una proyección, sobre todo, en Vaca Muerta, para certificar reservas, incrementar la producción y poder proyectar. Habría que ver cómo la producción de Vaca Muerta puede generar abastecimiento del mercado, a qué costos ha abastecido de petróleo y gas, y cuántos excedentes soportables puede traer la Argentina este año. Eso es lo que habría que hacer, ordenar un poco el sector.

En esta nota

Dejá tu comentario