insumos

Insumos en la industria petrolera: la otra cara de la inflación

Vaca Muerta y las pymes empiezan a tener dificultades para el stock de insumos para los servicios petroleros.

La meta que tiene Vaca Muerta, de lograr una producción de 1 millón de barriles por día equivalentes en pocos años más es un espejismo para las pymes en la actual situación económica, ante la escasez de dólares y las dificultades para importar insumos. Son pocas las empresas que logran cumplir las metas de abastecimiento y contratos. El negocio de la mala macroeconomía del país es casi exclusivo de las operadoras y las grandes empresas de servicios.

Si desde 2017 hacia acá las pymes tenían problemas crediticios para ampliar el capital de trabajo, ahora la inflación y la corrida financiera de estos días, abre incertidumbre en costos y adquisición de insumos básicos para continuar el esquema productivo, las pymes tienen grandes problemas.

Uno son los insumos, la realidad es que el faltante es crítico. Una empresa que fabrica varillas de bombeo, donde el 80% de su producción necesita unas telas de pulir, como las piedras, no tiene stock. Esta semana y la que viene se queda sin vástagos. Esto afecta directamente a la industria petrolera”, ejemplificó a +e Leonardo Capasso, presidente de la Cámara Argentina de Proveedores de la Industria Petroenergética (CAPIPE), quien además es propietario de Indave Patagónico SA en el Parque Industrial Neuquén.

Y acotó: “Es una cadena larga y hoy una tela de pulir, una empresa que se llama Diacrom (repercute en el vástago de perforación de una cigüeña)”.

El empresario explicó que el mundo pyme hace tiempo que está en crisis, pero que la inflación puede ser una alarma más que importante para el stock de insumos para Vaca Muerta, en lo relacionado a las metas de producción y contratos a cumplir para las operadoras.

Hoy no se deja de bombear, pero en algún momento si no se logra sustituir los insumos y no se abastecen de varillas de bombeo puede ser que haya problemas. Estamos en comunicación directa con las pymes y los organismos de gobierno, tanto provinciales como nacionales”, dijo Campasso.

Pese a que hay problemas con la importación de insumos y herramientas desde hace tiempo, esta semana hubo una corrida cambiaria donde el dólar trepó a casi 500 pesos.

“En esta semana, las pymes que hemos hablado están operando de manera normal, que es seguir a los clientes y hacer malabares para conseguir insumos, materia prima y los inoxidables. Las empresas que hacen válvulas están con problemas, particularmente”, dijo

CAPIPE es una cámara que nuclea a 55 empresas de todo el país que importa insumos para la industria hidrocarburífera y tiene gran peso en Vaca Muerta.

“Esta corrida no les afecta la toma de decisiones. El problema es crónico, pero se acentuó en un año y medio y creo que se van a venir más restricciones”, explicó el empresario.

La falta de insumos afecta a toda la cadena larga de comercialización de Vaca Muerta, que implica la compra de bridas y piping, hasta las del servicio de protección catódica, algo común en el petróleo.

Capasso dijo que hay varias firmas que, si bien mantienen stock a los clientes, tienen dificultades para abastecerse de insumos eneste contexto, como Proilde (cabezales de pozos) Gora SA (filtrados) Dinatécnica y Flexil (juntas) y MG Instalaciones, con tanques y equipos. Más allá de las particularidades, la producción no se detiene.

En esta nota

Dejá tu comentario