Huracán

Huracán sumerge a Nueva Orleans en la oscuridad

El Huracán Ida golpea Luisiana, derriba líneas eléctricas y deja a Nueva Orleans en la oscuridad. Biden declaró zona de desastre mayor en el estado de Luisiana.

Por Devika Krishna Kumar

NUEVA ORLEANS (Reuters) - El huracán Ida azotaba a Luisiana después de tocar en tierra en el Golfo de México, inundando amplias áreas bajo fuerte oleaje y lluvias torrenciales mientras vientos feroces derribaban árboles y líneas eléctricas, sumergiendo a Nueva Orleans en la oscuridad.

Ida se debilitó y se convirtió en tormenta tropical en el suroeste de Misisipi el lunes temprano, dijo el Centro Nacional de Huracanes, pero se espera que continúe desatando fuertes aguaceros "que probablemente resulten en inundaciones potencialmente mortales".

El domingo por la noche, la oficina del alguacil en Parroquia de Ascension informó de la primera muerte conocida en Estados Unidos por la tormenta, un hombre de 60 años que falleció cuando un árbol cayó sobre su casa cerca de Baton Rouge, la capital del estado.

Ida, el primer gran huracán que azota a Estados Unidos este año, tocó tierra alrededor del mediodía del domingo como una feroz tormenta de categoría 4 sobre Port Fourchon, centro de la industria petrolera costa afuera en el mar del Golfo de México, con vientos máximos sostenidos de hasta 240 km por hora.

El presidente Joe Biden declaró un desastre mayor en el estado y ordenó asistencia federal para fortalecer los esfuerzos de recuperación.

Su llegada se produjo 16 años tras el paso por la costa del Golfo de México del huracán Katrina, una de las tormentas que produjo más pérdida de vidas en Estados Unidos, y aproximadamente un año después de que el huracán Laura, de categoría 4, azotara Luisiana.

El presidente Joe Biden declaró un desastre mayor en el estado y ordenó asistencia federal para fortalecer los esfuerzos de recuperación.

El huracán tocó tierra cuando Luisiana se iba recuperando de un repunte de infecciones por COVID-19 que ha afectado al sistema de salud del estado. Se calcula que hay 2.450 pacientes de COVID-19 hospitalizados en todo el estado, muchos en unidades de cuidados intensivos.

A las 12 horas de tocar tierra, Ida se había debilitado hasta convertirse en un huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson de cinco niveles, con vientos máximos sostenidos de 135 kph y avanzaba unos 160 km tierra adentro más allá de Nueva Orleans, la ciudad más grande de Luisiana.

El fenómeno abrió un camino destructivo que sumergió gran parte de la costa del estado bajo varios metros de oleaje, con inundaciones reportadas por el Centro Nacional de Huracanes en el sureste de Luisiana.

Casi toda la producción de petróleo costa afuera en el Golfo de México se suspendió antes de la tormenta, y los principales puertos a lo largo de las costas de Luisiana y Misisipi se cerraron al transporte marítimo.

La electricidad se cortó el domingo por la noche en toda el área metropolitana de Nueva Orleans luego de la falla de las ocho líneas de transmisión que entregan electricidad a la ciudad, informó la empresa de servicios públicos Entergy Louisiana.

Más de 1 millón de hogares y negocios de Luisiana en total estaban sin electricidad a última hora de la noche del domingo, según el sitio de seguimiento Poweroutage.US.

En esta nota

Comentarios