gas

Reconocen que el gasoducto de Vaca Muerta "no admite demoras"

La Secretaría de Energía afirmó que la construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner "no admite demoras". Aunque resta lanzar la licitación y los tiempos apremian para llegar a 2023.

La Secretaría de Energía afirmó que la construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, que llevará producción desde Vaca Muerta, en Neuquén a Buenos Aires y Santa Fe, "no admite demoras". Sin embargo, aún no se avanzó en el paso más importante, el lanzamiento de la licitación, y los tiempos apremian para llegar al invierno de 2023 con la primera etapa de la obra disponible.

Contar con ese ducto es vital para el Tesoro Nacional, para ahorrar multimilllonarias importaciones de GNL en tiempos donde los precios internacionales están en sus máximos históricos, y en un contexto en que declinan seriamente la inyección de gas de Bolivia, la opción más barata para la Argentina.

Al declarar de Interés Público Nacional la construcción del gasoducto mediante la resolución 67/2022, desde Energía se advirtió que la capacidad de transporte de la cuenca neuquina "se encuentra prácticamente saturada". Es decir que el desarrollo del shale gas ya encontró un techo.

El gasoducto será la obra prioritaria del sistema "Transport.Ar", creado en la misma resolución y con el que se busca realizar los emprendimientos necesarios para aumentar la producción, abastecimiento interno y exportación de gas natural.

En los considerandos de la norma se destacó que la obra, junto al gasoducto Mercedes-Cardales que se llevará a cabo con posterioridad, representará un ahorro "que podría alcanzar los US$ 1.000 millones por año", por sustitución de importaciones de gas de Bolivia, GNL y combustibles alternativos para la generación eléctrica.

Asimismo, "el efecto neto sobre la balanza comercial energética del desarrollo de dicha infraestructura sería de alrededor de US$ 2.500 millones por año, considerando la merma en la importación y el incremento en los volúmenes exportados", se agregó.

Es decir que el ahorro en un sólo año superará el costo de la obra que rondará los US$ 2.000 millones.

El Gasoducto Presidente Néstor Kirchner transportará gas natural con punto de partida desde las proximidades de Tratayén (Neuquén), atravesando las provincias de Río Negro y La Pampa, pasando por Saliqueló en la provincia de Buenos Aires hasta las proximidades de San Jerónimo, en la de Santa Fe.

Energía consideró "imperioso" llevar a cabo la obra, tanto por la menor disponibilidad prevista de gas producido en la cuenta noroeste e importado de Bolivia, como por los inconvenientes en el transporte del gas de Vaca Muerta.

"En la actualidad la capacidad de transporte de los tres gasoductos que unen la cuenca Neuquina con los grandes centros de consumo se encuentra prácticamente saturada, implicando que los productores de gas de dicha cuenca no puedan ni podrán seguir incrementando su producción más allá de unos 5 a 6 millones de metros cúbicos diarios adicionales, precisamente por imposibilidad de evacuarla", remarcó en los considerandos de la resolución.

En esta nota

Comentarios