gas

La señal del BCRA que llegó luego del decreto del Plan Gas.Ar

El Central estableció los parámetros para acceder a dólares, una de las principales preocupaciones de las productoras de gas antes de sumarse al nuevo esquema.

Un año después del reperfilamiento de la deuda seguido de restricciones al dólar del gobierno de Cambiemos, la administración de Alberto Fernández, en medio de una cruenta crisis macroeconómica, busca dar garantías para el proceso de inversiones al que apunta en la producción de gas.

El BCRA convalidó esta semana el acceso a dólares del mercado libre de cambios a los dos años de realizada una inversión del Plan Gas.Ar. Es parte del decreto 892/20, que en su artículo 9 alude a esta posibilidad. Junto con la creación de un sistema de garantías para el pago del aporte del Estado para el nuevo esquema de precios, son parte del eje que busca dar cierto margen de viabilidad al plan para pagar 70 millones de metros cúbicos diarios de producción (MMm3d) por cuatro años para las subastas que se iniciarán en diciembre.

Podría ser también el último capítulo de un proceso de discusiones que demandó seis meses de negociaciones. El debate del Plan Gas 4 comenzó con otro funcionario en la Secretaría de Energía (Sergio Lanziani) y con esa estructura en otro ministerio (Desarrollo Productivo, de Matías Kulfas). Termina con el área energética en Economía (Martín Guzmán) y con Darío Martínez en la secretaría.

En el gobierno nacional descartan que las principales productoras serán parte de la convocatoria que se hará en el primer tramo de diciembre, toda vez que el Central planteó el nuevo escenario, lejos de ser el ideal, pero parte del reino de lo posible en un contexto de sangría de divisas.

Las restricciones al dólar casi que preocupaban más entre las operadoras que el alcance de los cerca de 80 mil millones de pesos que garantiza el presupuesto nacional para el pago de la producción (resolución 46 y decreto 892/20) subsidiada en el 2021, un monto que también estará sujeto a posibles asignaciones adicionales de la Jefatura de Gabinete, tal como lo expresa la normativa del nuevo esquema de precios.

Para el gobierno nacional, como ya se dijo en otras oportunidades, el nuevo plan implica evitar una fuga de dólares adicional el próximo año y, al mismo tiempo, la chance de incentivar un ciclo de inversiones que, llegado el caso, podría extenderse luego de los cuatro años de vigencia del plan que se hizo público el lunes (de hecho, ya es así para el offshore, cuyos proyectos tendrán ocho años de vigencia bajo el nuevo plan).

Al mismo tiempo, tanto el gobierno neuquino como el gobierno provincial miran de cerca el posicionamiento de algunas productoras en Vaca Muerta. Los 17 equipos de perforación activos son parte de esa hoja de ruta que anticipó primero el CEO de YPF Sergio Affronti, pero también el gobernador Omar Gutiérrez, que esta semana tuvo una llamada con los emisarios del FMI. Les habló de los logros en una década y de los acuerdos que se necesitan para hacer viable a mayor escala un incremento de la producción. También, de la ley que todos en el sector miran un tanto de reojo, pero que para el gobierno nacional es necesaria para “recomponer la confianza” en un sector que puede mover el amperímetro de las inversiones.

Dando cuenta también de su nivel de timing, Guillermo Pereyra, el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, salió a reclamar las paritarias del 2020 para el sector petrolero.

Las cámaras empresarias, no obstante, planteaban por lo bajo esta semana que en el acuerdo de sustentabilidad y producción, rubricado el 2 de octubre, el sindicato y las petroleras habían acordado un pago no remunerativo de 60 mil pesos en tres cuotas para el periodo abril 2020-marzo 2021. Y que en los primeros días de marzo las partes volverían a reunirse para analizar los márgenes que hubiera para la paritaria del 2021.

Así, por un lado, con el camino para evitar el mal mayor de más importaciones de gas algo más despejado, y con un reclamo salarial con señales hacia una interna sindical, las principales áreas productoras del país, con Vaca Muerta a la cabeza, entran en la recta final para saber si hay certezas sobre cómo se resuelve la producción y el abastecimiento interno. El trasfondo también incluye claves con impacto macroeconómico en un año que reserva varias claves electorales.

p08-petroleros-trabajando-pozo.jpg
El gremio llegó a un acuerdo de productividad y sustentabilidad del empleo con las empresas a inicios de octubre.

El gremio llegó a un acuerdo de productividad y sustentabilidad del empleo con las empresas a inicios de octubre.

Las empresas pensaban negociar en marzo

Las principales operadoras del sector petrolero afirmaban por lo bajo esta semana que, en rigor, tenían una hoja de ruta que establecía la posibilidad de una nueva negociación salarial a inicios de marzo.

De hecho, así lo prevé el acta acuerdo que firmaron en octubre, que estableció los términos del acuerdo de sustentabilidad y productividad que rubricaron con el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa.

Esta semana, el secretario general del gremio, Guillermo Pereyra, se refirió a la apuesta a mantener una postura que permita elevar los niveles de actividad, pero también se refirió a la falta de una discusión paritaria del 2020. Al mismo tiempo, envió un mensaje hacia adentro del sindicato.

Se refirió a “idiotas útiles” que piden elecciones en medio de la peor crisis petrolera del sector y con miles de trabajadores todavía en sus viviendas. También recordó que los mandatos de las conducciones sindicales fueron prorrogados por Nación en medio de la pandemia.

Gas - Vaca Muerta 1.jpg

Hay 17 perforadores en Neuquén

De acuerdo con los últimos datos disponibles en la provincia, hay un total de 17 equipos perforadores en áreas productoras de Neuquén.

Además de los perforadores mencionados, hay otros 11 equipos de workover, 11 más de pulling y 12 de coiled tubing. En total, son 51 equipos en áreas de la provincia.

La cantidad de equipos puede entenderse como un leve repunte en uno de los años más críticos en la historia petrolera.

Desde marzo, los niveles de actividad se habían precipitado. Previamente, también se había experimentado una baja paulatina en la presencia de equipos de todo tipo, en un momento en el que las condiciones macroeconómicas ya habían provocado un escenario de freno de las inversiones.

Tal como lo viene informando este medio, las proyecciones del gobierno provincial indican que hacia marzo del año que viene, habrían unos 24 perforadores en Neuquén.

YPF, en declaraciones del CEO Sergio Affronti, dijo que espera tener siete perforadores activos en diciembre.

De hecho, uno de ellos ya forma parte de la avanzada del Plan Gas. Tal como lo informó +e, es parte de la operación en Rincón del Mangrullo, donde la empresa espera llegar a producir unos 5 millones de metros cúbicos en marzo del 2021, cuando se inicia el período de mayor consumo.

En esta nota

Comentarios