gas

El Plan Gas 4 tendrá en cuenta las restricciones al dólar

Nación incluirá un artículo sobre el acceso a la divisa en el programa que presentará. Buscan garantizar inversiones en gas por cuatro años.

El gobierno nacional ultima los detalles para presentarle a las empresas productoras la nueva versión del Plan Gas 4, el programa estímulo a la producción con el que busca garantizar la demanda interna entre el 2021 y el 2025.

El nuevo programa, tal como lo viene adelantando +e, será una variación del plan original, que había acordado el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas con las productoras.

El traspaso de órbita a Economía del área energética provocó una revisión de los números. En la cartera económica hablan de una "armonización" de la transferencia de recursos que haga posible el pago a las productoras y que sea un estímulo suficiente para las inversiones.

De acuerdo a lo que pudo confirmar este medio, la nueva versión del programa, que sería presentanda a las empresas del sector en los próximos días, incluirá un nuevo artículo con el que se busca dar cierto margen de certidumbre para el acceso a dólares y el circuito de llegada entre el país y el exterior.

Es algo que toma forma por estas horas, y se desprende de la nueva situación del dólar y las restricciones internas para el acceso a la divisa estadounidense para empresas que tienen que pagar deudas y necesitarían fondos para, eventualmente, encarar las inversiones en las áreas productoras.

Según la nueva regulación vigente en el Banco Central de la República Argentina, solo podrían adquirir en la plaza local el 40% de los dólares que necesiten refinanciar el resto de sus pagos.

Esta situación generó más presión en algunas compañías que asumieron compromisos de deudas, en un contexto de caída de un año en la industria petrolera.

El nuevo artículo buscará atenuar ese contexto en medio de las inversiones que deberán realizar para sumarse al plan incentivo. Queda por ver si el artículo generará el tipo de puentes de financiamiento que ya se establecieron en otros momentos entre la industria petrolera argentina y el exterior, como durante el desarrollo de campos shale como Loma Campana, con un decreto de promoción industrial que establecía certezas sobre giros al acterior.

El gobierno nacional busca solucionar el problema de la demanda interna de gas por cuatro años, y para eso será vital una señal respecto al financiamiento y la disponibilidad de fondos. El acertijo que afronta Nación, en ese punto, es cómo lo hace si afectar la situación económica interna.

Argentina corre una carrera contrarreloj: los pozos de gas de todas las cuencas productoras están en un proceso de declinación por la falta de inversiones. En agosto, hubo una baja interanual del 12,2% de la producción. Esta tendencia solo es reversible con nuevas inversiones. Esta condición es vital para el desarrollo de Vaca Muerta.

El plan original que Kulfas había presentado a las petroleras buscaba garantizar un bloque de 70 millones de metros cúbicos diarios de producción de gas. El grueso de ese gas provendría de Neuquén, la provincia con la mayor cantidad de recursos gasíferos del país y que provee el 60% de la producción nacional.

El arrastre de deudas de distribuidoras de gas (se aprovisionaron de productoras y no pagaron) y del Estado en subsidios directos a la producción constituyen una variable central que tallará en el tablero de decisiones y la aceptación que puedan mostrar las empresas.

Nación había comenzado a cancelar una deuda millonaria que había asumido el gobierno de Mauricio Macri, al reconocer los mayores costos tarifarios por la devaluación en el 2018, sin embargo el decreto que autorizaba la operatoria fue frenado por el oficialismo en la Cámara de Diputados.

Al mismo tiempo, Metrogas, principal distribuidora de gas del país interrumpió sus pagos a las productoras, algunas de las cuales evalúan ser parte del nuevo plan estímulo a la producción. La situación motivó un reclamo al ministro de Economía Martín Guzmán, para que interceda en la normalización de la cadena de pagos.

Para el país, el nuevo plan significa evitar el peor escenario de importaciones de gas y condicionar los niveles de actividad en las cuencas productoras. El programa estímulo sumaría una cuota de reactivación desde los yacimientos. Al mismo tiempo, evitaría girar dólares en importaciones al exterior, una clave de la macroeconomía argentina.

En esta nota

Comentarios