Fracking

El otro fracking: ¿Cómo se usa en los campos maduros?

La diferencia entre procesos de hidrofractura en pozos convencionales y no convencionales.

Vaca Muerta marca el pulso de la industria hidrocarburífera del país y las etapas de fractura permiten medir la actividad. El informe de Luciano Fucello, country manager de NCS Multistage, establece cómo se desarrollan las tareas en la cuenca Neuquina, también como el shale fue ganándole terreno al convencional. Sin embargo, el fracking se utiliza más allá de Vaca Muerta hace décadas.

Chubut es la segunda provincia con más etapas de fractura donde el convencional es la regla de las operaciones. El podio es completado por Santa Cruz por su actividad en las formaciones tight.

Fuentes de la industria explicaron a +e que la principal diferencia de las operaciones entre pozos convencionales y no convencionales es que en el primero son pozos verticales con una profundidad media de unos 3 mil metros. Mientras que, en los no convencionales, si bien tienen más o menos la misma profundidad, tienen en general ramas horizontales de otros 3 mil metros. Esto genera que la longitud de la zona de fractura sea sensiblemente diferente.

En promedio, completar un pozo convencional significa 6 u 8 etapas de fractura, contra las 27 o hasta 50 etapas que puede tener un pozo no convencional, dependiendo de la longitud de rama horizontal.

EP13-F01-TORDILLO-ENERG-OK.jpg

Otro dato para tener en cuenta es la diferencia en los volúmenes de fluidos de fractura (agua y arena). Los números en los pozos convencionales son muy inferiores. En el caso de un pozo convencional, se bombea 70/100 metros cúbicos (m3) de agua por etapa de fractura. Mientras que en los pozos no convencionales se bombea 1000/1500 m3 de agua por fractura.

Con respecto a la cantidad de arena, los pozos convencionales marcan una diferencia: necesitan 300/400 bolsas por fractura. En cambio, un pozo no convencional utiliza 4000/6000 bolsas de arena.

En cuanto a la técnica, los pozos convencionales utilizan una modalidad estándar a través de tubing con herramientas como tapón y packer o packer doble; y recurren a una técnica estándar de plug and perf.

La cantidad de etapas de fractura que registra mes a mes Vaca Muerta es imposible de alcanzar para las demás cuencas. Aun así, la cuenca del golfo San Jorge y la cuenca Austral evidencian registros de fracking.

Chubut es la segunda provincia con más etapas de fracturas del país alcanzando las 1619 fracturas en 2021, 1137 en 2020 y 1858 en 2019. Pan American Energy (PAE) es la operadora que más etapas de fractura encarga en la región. El potencial de Cerro Dragón le permite mantener su liderazgo en los últimos años acaparando casi el 90% de las tareas. El nivel de actividad de la compañía deja muy atrás a YPF, Tecpetrol y Capsa que se reparten el 10% de las fracturas.

El dominio ha ido cambiando entre las frackeras. En el 2019, Baker Hughes reunía el 60% de las tareas en la cuenca del golfo San Jorge y su principal cliente fue PAE. Un año más tarde, los encargos de la operadora de Cerro Dragón subieron hasta un 63%. Pero Baker Hughes anunció la salida del país y sus sets de fractura y otros equipos pasaron a manos de otras empresas. Eso explica que la empresa de servicios solo haya registrado un 16,42% de las fracturas en 2021.

Schlumberger fue otra de las frackeras que no registró operaciones en el 2021, pese a que en el 2019 había alcanzado el 14% de las tareas en la región y en el 2020 había llegado al 6% teniendo como principales clientes a PAE y a Tecpetrol.

Halliburton es una de las pocas compañías que mantuvo su ritmo de operaciones en los últimos tres años donde PAE, YPF y Tecpetrol le encargaron tareas. Además, los mamelucos rojos fueron los responsables de realizar la única etapa de fractura con objetivo shale en Chubut. Fue en octubre y fue encargada por la petrolera del Grupo Techint.

Ante la ida de Baker Hughes, el protagonismo fue asumido por Calfrac. En el 2021, la compañía reunió el 33% de las tareas para PAE, YPF, Capsa (Capex) y Tecpetrol. Además, Latitud 45 fue otras de las empresas que abarcó el 20% de las operaciones durante el último año.

cgc.jpg

> Tight en el sur santacruceño

Pese a que el convencional abarca la mayoría de los trabajos, el tight en Santa Cruz empezó a ascender por los encargos de CGC a Halliburton. Los trabajadores de mameluco rojo también fueron responsables de la única etapa de fractura de shale, que encargó la empresa del grupo Eurnekian, en octubre del año pasado.

En el último año, PAE empezó a solicitar etapas de fractura en Santa Cruz. La empresa de servicio que realizó estas tareas fue Calfrac. Asimismo, YPF pasó de volcarse 100% a encargar etapas de fractura en pozos convencionales en el 2019 y 2020 ha incursionar en el tight con 12 fracturas en el 2021.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar