energías renovables

La UE planea aumentar su cuota de energías renovables al 40%

Se trata del paquete de políticas, denominado "Fit for 55" (Listos para el 55), que incluye cambios en los impuestos a los combustibles y reformas en el mercado del carbono del bloque.

Con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al medioambiente, este miércoles, la Unión Europea anunció la presentación de un plan para incrementar la cuota de energías renovables al 40% para el año 2030.

La propuesta forma parte de un paquete de iniciativas climáticas impulsada por las autoridades de la Comisión Europea, el órgano ejecutivo del grupo, quienes plantearon la necesidad de llevar adelante una revisión de las normas de la UE sobre las fuentes limpias, tras destacar la importancia de aumentar el uso de energías como la eólica, la solar y la biomasa.

De acuerdo a Reuters, el órgano expuso con minuciosos detalles cómo los 27 países del bloque pueden cumplir su objetivo colectivo de reducir para 2030 las emisiones netas de gases de efecto invernadero en un 55% con respecto a los niveles de 1990, en un paso intermedio hasta obtener cero emisiones para 2050.

Se trata del paquete de políticas, denominado "Fit for 55" (Listos para el 55) que incluye cambios en los impuestos a los combustibles y reformas del mercado del carbono de la entidad. Las medidas aún deben ser negociadas por las naciones de la UE y el Parlamento Europeo, en un proceso que puede durar alrededor de dos años.

El esquema planteado implicará aumentar del coste de la emisión de dióxido de carbono para la calefacción, el transporte y la fabricación, gravar el combustible de aviación y el combustible de transporte marítimo con alto contenido de carbono, y cobrar a los importadores por el CO2 emitido al elaborar productos como el cemento, el acero y el aluminio en el extranjero.

En esta línea, a fin de cumplir con las metas fijadas, la Comisión propuso incrementar la cuota de energía renovable hasta el 40% del consumo final en 2030, a diferencia del 20% de 2019. Este objetivo sustituye al anterior, de un 32% de energías renovables para 2030, que, según las estimaciones de la Comisión, el bloque estaba en vías de cumplir.

Frente a este escenario, el órgano ejecutivo de la UE exige que las centrales eléctricas y térmicas de biomasa con una capacidad igual o superior a 5 megavatios (MW) cumplan los criterios de sostenibilidad y ofrezcan una reducción sustancial de las emisiones en comparación con la quema de combustibles fósiles.

Al respecto, el jefe de política climática de la UE, Frans Timmermans, expresó: "Es difícil pero es una obligación, porque si renunciamos a nuestra obligación de ayudar a la humanidad, de vivir dentro de los límites planetarios, estaríamos fallando, no solo a nosotros mismos, sino a nuestros hijos y a nuestros nietos".

"El objetivo es situar la economía en un nuevo nivel, no detenerla", agregó el diplomático.

Asimismo, el plan tiene como objetivo el ahorro de energía, donde los países de la UE deberán reducir colectivamente el consumo en un 9% para 2030, en comparación con el uso previsto para esa fecha con los planes actuales. Para alcanzar este meta, las naciones deberán adoptar medidas para reducir su consumo final de energía en un 1,5% cada año entre 2024 y 2030, lo que supone casi duplicar el requisito actual del 0,8%.

La Comisión indicó que todos los ingresos procedentes de las subastas de permisos de emisión de carbono en el marco del régimen de comercio de derechos de emisiones de CO2 de la UE y de las subastas nacionales de CO2 "tendrán que destinarse a inversiones verdes, incluidas las inversiones en medidas de eficiencia energética y energías renovables".

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar