GNL

El GNL generaría tanto trabajo que "Neuquén no daría abasto"

Flavia Royón explicó que podría significar el proyecto de GNL para la generación de empleo genuino en todo el país, pero, particularmente, en Neuquén.

Las plantas de GNL podrían darle el salto de calidad a la industria hidrocarburífera del país. Los beneficios podrían ser infinitos y se podría terminar con una sangría de reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Uno de los sectores que se vería gratamente beneficiado sería el de los trabajadores. Flavia Royón, secretaria de Energía de la Nación, se animó a proyectar que “Neuquén no daría abasto la mano de obra disponible”.

Es que este tipo de proyecto demandan gasoductos dedicados que requerirán un gran volumen de gas durante los 365 días del año. Es decir, en primer término, se solicitará mano de obra para construirlos y después operarios para producir gas. Se estima que se requerirán 22 MMm3/día.

“Son ductos similares al Gasoducto Néstor Kirchner, pero demandarán una gran producción de gas para su comercialización”, subrayó Royón.

Otro dato para tener en cuenta es que la tecnología que se requerirá es innovadora en la materia y, en la actualidad, no está disponible en el país, por lo que se necesitarán los permisos para importar insumos claves.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FFlaviaRoyon%2Fstatus%2F1678896422609928195&partner=&hide_thread=false

Sin embargo, la intención del Gobierno nacional es que esos elementos sean sustituidos paulatinamente por la industria local. “Hay un capítulo dentro de la ley que tiene que ver con un contenido nacional porque creemos que un proyecto de este tipo tiene que permitir que participen proveedores locales y que se pueda desarrollar la industria local”, subrayó.

Ese artículo implica que las inversiones deberán contemplar los porcentuales de integración mínima de contenido nacional. A partir de la entrada en vigor de ley y hasta el décimo año, inclusive, deberán alcanzar un mínimo de 15% de contenido nacional. A partir del décimo primer año y hasta el vigésimo año, inclusive, deberán alcanzar, en total, un mínimo de 30% de contenido nacional.

A partir del vigésimo primer año y hasta el trigésimo año, inclusive o la finalización del proyecto, deberán alcanzar, en total, un mínimo de 50% de contenido nacional.

“Queremos poner en contexto la cantidad de puestos de trabajo que podría generar un proyecto de este tipo tanto en el puerto (de Bahía Blanca) como en Neuquén por Vaca Muerta. A la provincia de Neuquén no le va a alcanzar la cantidad de mano de obra para poder sostener un proyecto de este tipo”, adelantó la titular de la cartera energética.

“Es muy importante que Argentina comience a diversificar su matriz exportadora para tener una economía mucho más robusta en contextos de crisis internacionales”, afirmó Royón.

En esta nota

Dejá tu comentario