El próximo Congreso Nacional

Martínez aspira a quedarse al frente de la comisión de Energía

El reelecto diputado nacional del Frente de Todos dijo que tratará de seguir al conduciendo ese espacio en la Cámara Baja del Congreso de la Nación. Señaló que van a impulsar a Silvia Sapag para esa comisión en el Senado.

Fernando Castro – fcastro@lmneuquen.com.ar

El diputado del Frente de Todos, Darío Martínez, buscará quedarse con la presidencia de la comisión de Energía de la Cámara Baja cuando asuma en la próxima composición del Congreso.

“No es un tema de estricta actualidad, es un tema del futuro. Pero sí, la idea es continuar al frente de la comisión”, dijo el diputado nacional, ante una pregunta de +e acerca de cómo se resolverá la conducción de ese espacio.

La presidencia de la comisión puede ser una clave política apenas iniciada la gestión del presidente electo Alberto Fernández: hace meses que se habla de una ley que permita dar un espaldarazo al desarrollo de Vaca Muerta.

De hecho, uno de los señalados para el ministerio de Economía de Fernández, Guillermo Nielsen, sostuvo hace meses que el país necesita poner en un pie de igualdad fiscal e impositiva a los no convencionales con Permian, la formación shale de Estados Unidos que es parte de la vanguardia no convencional a nivel mundial.

Martínez también expresó que el Frente de Todos buscará ocupar con una legisladora propia la comisión de Energía del Senado. “Queremos que sea Silvia Sapag”, expresó el diputado, sobre la electa senadora que llegó a su banca junto a Oscar Parrilli, cabeza de la lista.

Esa estratégica comisión es conducida hoy por el líder del sindicato petrolero, Guillermo Pereyra, que no logró revalidar su banca al quedar tercero en la elección como candidato del MPN, padeciendo el arrastre de las listas nacionales.

“Vamos a reunirnos con el resto de los legisladores de otros espacios políticos. Pero eso es algo que va suceder cuando hayamos asumido en el cargo”, dijo Martínez, acerca de posibles encuentros para dirimir la presidencia de la comisión en Diputados.

Al margen del signo político de quienes se queden con la conducción de ambas comisiones, lo cierto es que al gobierno provincial le conviene que sea un legislador neuquino. En la Cámara Alta también estará Lucila Crexell, que llegó al Senado con el MPN, aunque luego de revalidó su banca en la lista de Juntos por el Cambio. Y en Diputados Alma Sapag (MPN) y David Schlereth (PRO)

En paralelo, queda por saber cómo tallará en la conformación de las comisiones el nuevo interbloque anunciado por el gobernador Omar Gutiérrez y el actual de Río Negro, Alberto Weretilneck, que dará el salto al senado desde la próxima composición.

El gobierno neuquino mantiene buen diálogo hace dos meses con sectores del albertismo. Ante ellos se esmeró en contar con lujo de detalles, por si hiciera falta, el potencial de la formación geológica para atraer inversiones si se generan las condiciones económicas propicias.

De hecho, luego de la cumbre entre Fernández y Gutiérrez, el 31 de octubre pasado, el electo presidente dio a conocer que ambos habían coincidido en desarrollar Vaca Muerta de un modo sustentable.

La próxima composición del Congreso coincidirá con un contexto de inversiones paralizadas para las que quizás un proyecto de ley pueda actuar de incentivo. Vaca Muerta venía recibiendo inversiones de entre 4000 y 6000 millones de dólares en los últimos cuatro años. Pero ese proceso se frenó de forma abrupta hace dos meses, casi en simultáneo con el techo al precio del crudo, restricción que acaba de finalizar. A eso se sumaron las medidas que impiden la libre disponibilidad de divisas, anunciada el ministro de Hacienda Hernán Lacunza en agosto pasado.

En esta nota

Comentarios