El 566, la bicameral del Congreso y la Justicia

Neuquén quiere que la nueva composición de la comisión bicameral que trata decretos de necesidad y urgencia fije un antecedente contra la norma que frenó el precio del crudo. Hay frentes judiciales todavía sin resolver.

Fernando Castro - fcastro@lmneuquen.com.ar

El gobernador Omar Gutiérrez hizo un pedido público en el Congreso Anual de la Unión Industrial Argentina (UIA): solicitó a los diputados y senadores nacionales que no convaliden el decreto de necesidad y urgencia 566 que frenó el precio del crudo en el país durante 90 días y estableció el punto de inicio para la actual crisis del sector petrolero.

La normativa entró en vigencia en agosto pasado, sus efectos ya caducaron, pero la bicameral que debe aprobar ese decreto emitido por el gobierno del presidente Mauricio Macri todavía no lo convalidó.

Gutiérrez, según dijo, hizo el pedido porque el “decreto fue en contra de las reglas de juego, hizo mucho daño, y es importante que se le cierre la puerta para que nunca abra paso a un acto de una naturaleza similar”.

Como trasfondo, hay algunos temas irresueltos y se vinculan con el rebote judicial de la norma, que estableció condiciones que según la provincia provocaron que perdiera en septiembre 600 millones de pesos en regalías hidrocarburíferas.

En los días siguientes a la publicación del DNU impulsado por Nación, según argumentó, para contener una escalada de precios en las góndolas vía suba de los combustibles, Neuquén y Río Negro fueron a la justicia para que se declare la inconstitucionalidad.

Al mismo tiempo, Vista Oil and Gas, la petrolera conducida por Miguel Galuccio, se sumó con una presentación en la Justicia Federal, en medio de declaraciones de sus autoridades que plantearon que las nuevas condiciones ponían a las productoras al borde de perforar a pérdida en Vaca Muerta.

Por último, a principios de mes la Cámara Argentina de la Energía (CADE), también fue a la justicia federal pidiendo que cesen los efectos de esa norma, si bien la jueza neuquina Carolina Pandolfi desestimó ese recurso

Aunque nadie lo dice oficialmente, el pedido que ahora hace el gobierno neuquino a la próxima composición de la bicameral que trata los DNU, al margen del peso político que una desaprobación del decreto podría tener, apunta a motivos que podrían hacerse valer en la Justicia.

Está claro que la necesidad de reglas jurídicas claras hacia adelante es parte de lo que más buscan las compañías productoras. Ya venían de otro cambio abrupto de escenario a principios de año: la gestión Macri había otorgado subsidios mega millonarios a la producción de shale gas de Vaca Muerta que dejó de otorgar cuando más bien apuntaba a hacer lo contrario.

De hecho, a principios de año el secretario de Energía Gustavo Lopetegui se había comprometido, de acuerdo a lo que había dicho Gutiérrez en plena campaña para ir por su segundo mandato como gobernador, a integrar nuevas áreas al beneficio que provocó mayor disponibilidad de gas, creó un nuevo jugador fuerte en el sector, Tecpetrol en su área Fortín de Piedra, pero también bajó precios internos y expuso como nunca la necesidad de encontrar nuevos mercados. Sin embargo, hizo una reinterpretación de la resolución 46 de la Secretaría de Energía que fijaba el beneficio, y puso un límite al pago de ese aporte.

Ahora, con la industria en medio de un parate que en Neuquén no tenía antecedentes desde el 2016, durante un ciclo de baja de precio internacional del crudo, el planteo es sentar un precedente contra un decreto que comenzó a dañar un proyecto que había alcanzando niveles de producción que no se registraban desde hace una década.

Comentarios