Cambio climático

Guzmán: el cambio climático es "un gran desafío para la humanidad"

El ministro de Economía, Martín Guzmán, sostuvo que "la transformación productiva para la sustentabilidad ambiental no es solo una cuestión de desarrollo sino también de estabilidad de balanza de pagos".

El ministro de Economía, Martín Guzmán, sostuvo que “la transformación productiva para la sustentabilidad ambiental no es solo una cuestión de desarrollo sino también de estabilidad de balanza de pagos” y advirtió que el cambio climático y la desigualdad en materia económica “son los dos grandes desafíos que enfrenta la humanidad” en la actualidad.

Guzmán participó el domingo en Venecia de un encuentro convocado por Italia en su condición de presidente del G20, bajo el título de Conferencia Internacional de Cambio Climático, en el que respondió preguntas de la moderadora del evento.

“Sabemos que el cambio climático es uno de los aspectos definitorios de nuestros tiempos, probablemente uno de los dos grandes desafíos que enfrenta la humanidad hoy, y el otro es la desigualdad y están relacionados. Son la consecuencia de cómo organizamos nuestros sistemas económicos”, dijo el ministro argentino.

“En las economías más avanzadas, los países tienen más capacidad para abordar la acción climática, pero es posible escribir las reglas de la economía global para mejorar las problemáticas del cambio climático y la desigualdad global. Es muy importante que trabajemos en esto”, sostuvo Guzmán, quien enfatizó que “hay una deuda de los países que han hecho la mayor contribución al cambio climático con los demás países”.

El titular del Palacio de Hacienda advirtió que “existen profundas asimetrías entre los países en cuanto a la capacidad para una transformación productiva sustentable y si no tomamos acciones se profundizarán”.

“Cuando pensamos en cómo abordar el tema del cambio climático, hay básicamente dos pilares de acción. El primero es de los precios del carbono que se deben complementar con medidas regulatorias y, el segundo, son las inversiones verdes. En ambos frentes existen asimetrías muy importantes entre las naciones del mundo en cuanto al margen de acción”, acotó.

Guzmán advirtió que “existen profundas asimetrías entre los países en cuanto a la capacidad para una transformación productiva sustentable y si no tomamos acciones se profundizarán”.

Guzmán dijo que hay que tener en cuenta “que habrá una curva de aprendizaje cuando se trata de producir de manera más ecológica; la transformación productiva, si no es comparable, generará mayores desigualdades en las capacidades productivas de las naciones”.

“Si los países en vías de desarrollo van más lento, también aprenderán más lento, por lo que ésta es una transición que tendremos que atravesar de todos modos, por lo que a pesar de que precios más altos para el carbono en los países avanzados será de ayuda, también debemos tener los elementos para impulsar la transformación productiva que se requiere en los países en desarrollo”, sostuvo el ministro al analizar la iniciativa de la la Unión Europea de fijar precios a las emisiones de carbono como herramienta para acelerar la transición energética.

IEA-EMISSIONS.jpeg
FOTO DE ARCHIVO: Una columna de vapor y otras emisiones salen de una chimenea en Belgrado, Serbia, el 7 de febrero de 2012. REUTERS/Marko Djurica
FOTO DE ARCHIVO: Una columna de vapor y otras emisiones salen de una chimenea en Belgrado, Serbia, el 7 de febrero de 2012. REUTERS/Marko Djurica

“Cuando se trata del segundo principio, las inversiones verdes, también nos enfrentamos a los problemas de las asimetrías. Las condiciones de financiamiento para las economías en desarrollo y las economías avanzadas son muy diferentes, tanto en lo que respecta al financiamiento público como al financiamiento privado”, alertó.

Luego, Guzmán sostuvo que “la transformación productiva para la sustentabilidad ambiental no es solo una cuestión de desarrollo sino también de estabilidad de balanza de pagos. Porque si avanzamos con precios del carbono y las economías en desarrollo no logran adaptar sus estructuras de producción, enfrentarán problemas de balanza de pagos. Por eso, pensamos que también es un asunto que ser parte de la temática del FMI”.

Por último, al ser consultado sobre la ampliación de los Derechos de Giro (DEG), la moneda del FMI, Guzmán dijo que “lo que hemos discutido durante los últimos dos días, la idea de crear en el FMI un Fondo de Resiliencia y Sustentabilidad con la asignación de los DEG que se emiten para constituir una nueva línea de crédito con mejores términos, es muy positiva, porque esta regla busca en cierta medida corregir las asimetrías financieras si este fondo se pudiera utilizar para financiar las medidas que se requieren para la transformación productiva”.

En esta nota

Comentarios