Brent

El barril de petróleo se derrumba y Neuquén lo puede sufrir

La provincia proyectó un barril de petróleo siete dólares arriba del precio actual de u$s 50. El coronavirus impacta en el valor y afecta las regalías.

Fernando Castro - fcastro@lmneuquen.com.ar

El derrumbe del precio del petróleo pone en guardia a Neuquén. El nuevo piso de la última quincena para el Brent, los 50 dólares por barril , podrían ser una mala noticia para los ingresos públicos: el 35% del presupuesto provincial proviene de las regalías petroleras y gasíferas.

La expansión del coronavirus hacia las principales economías del mundo afectó el valor del crudo, que en 2020 se mantuvo en torno a los 60 dólares, salvo ese aumento abrupto impulsado por la crisis de Irak de principios de año.

Es verdad, la caída del precio le quita presión a la discusión del precio de las naftas en Argentina. Se trata del principal factor de discordia para las empresas productoras. Venían afrontando un escenario de precios internacionales que no podían trasladar al mercado interno. El rango de 60/70 dólares del Brent puso en guardia a las dos últimas administraciones nacionales. Tanto el gobierno de Mauricio Macri como el de Alberto Fernández intervinieron en el precio para evitar aumentos de las naftas, con el argumento de que los precios de los alimentos no dispararían.

La baja del Brent, el crudo de referencia para Argentina, por ahora descomprime ese cuadro de situación. En la foto del momento, acaso el principal efecto a seguir se relaciona con los recursos que podrían dejar de percibir las provincias productoras por la caída de precios. Claro, si es que el actual cuadro de situación continúa.

El caso de Neuquén da algunas pistas al respecto. Proyectó sus ingresos por regalías en base a un barril de 57 dólares en promedio para el 2020. Estimó una caída del 8% respecto del precio promedio de 2019. En total proyecta percibir unos 50.400 millones de pesos en este concepto (el presupuesto es de 157.760 millones). Una cifra que podría necesitar recalcular, si el contexto mundial se extiende, en un escenario en el que de todos modos ya registra caídas de recaudación por la baja en la actividad petrolera.

Los 50 dólares del precio de hoy no son la regla general. En el país existen varios tipos de crudo. Cada uno de ellos tiene una característica particular, que lo hace más o menos requerido en el mercado, por el rendimiento que puede obtenerse en las refinerías. Así, al precio internacional se le aplican descuentos relacionados a ese rendimiento, pero también por el transporte y la logística.

Al mismo tiempo, el precio, en rigor, es precio a futuro: las operaciones de venta se hacen en buena medida para próximos aprovisionamientos. Por eso la imagen más real para saber cómo impacta el valor del crudo en la economía de una empresa o una provincia es la de una seguidilla de meses. Al final del día, el que manda es el valor promedio y no la foto de un momento acotado.

Queda por ver en este sentido que tipo de fluctuación impondrá el virus originado en china al mercado mundial.

Para las grandes empresas, las que apuestan a 30 años en áreas de Vaca Muerta, el precio puede ser un problema relativo.

La foto completa, la que explica una operación en décadas, es en definitiva terminará definiendo la rentabilidad. Sin embargo, hace siete meses que atraviesan un ciclo de caída. Eso las puso en guardia. En un primer momento fue la intervención del precio durante el gobierno de Mauricio Macri, a través de un decreto de necesidad y urgencia. Y hoy esperan por las señales de la macroeconomía y mayores certezas para la política energética. Es la resolución que más esperan, por fuera del valor al que puedan vender su producción.

Hay otro punto a tener en cuenta respecto del precio: En Vaca Muerta, un escenario de precios a la baja de forma sostenida también pone algo de tensión en las áreas en desarrollo. Los 50 dólares por barril, para algunas compañías, son un desafío a la hora de evaluar sus costos de desarrollo. Pero también en este caso todo radica en una ecuación que se mide en años.

En esta nota

Comentarios