Bolsonaro

Bolsonaro firma un decreto para ahorrar energía en los edificios de la administración pública

Frente a la crisis hídrica por la que atraviesa el país, los órganos públicos deberán cuidar su consumo eléctrico.

Este miércoles, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó un decreto que determina que toda la administración pública nacional deberá reducir hasta un 20% el consumo de energía hasta abril de 2022, con el objetivo de enfrentar la importante crisis hídrica por la que atraviesa el país.

El decreto fue publicado en el Diario Oficial de la Unión y responde a un pedido del Comité de Vigilancia del Sector Eléctrico, que, días atrás, recomendó establecer una serie de medidas para mantener los reservorios de las hidroeléctricas.

Según detallaron desde Télam, la disposición está destinada a racionar la energía a partir de septiembre de 2021 hasta el cuarto mes del año que viene y aplicará a los diversos órganos de gobierno, a excepción de las empresas estatales, donde están implicados un total de 22.000 edificios y otros 1.400 inmuebles.

POLITICA-BOLSONARO-BOLSAFAMILIA-TREZENTOS.jpeg
El presidente Jair Bolsonaro durante la entrevista colectiva en Brasilia, el 12/07/2021. REUTERS/Adriano Machado
El presidente Jair Bolsonaro durante la entrevista colectiva en Brasilia, el 12/07/2021. REUTERS/Adriano Machado

La determinación fue impulsada en el marco de la crisis generada por la sequía de las cuencas hidrográficas brasileñas, la cual produjo una baja en la capacidad hidroeléctrica de la nación vecina y que además, afecta a la Cuenca del Río Paraná en Argentina.

Actualmente, las represas de las regiones sureste y centro-oeste del país, encargadas del 70% de la energía hidráulica de Brasil, se encuentran con sus niveles de agua por debajo del 23% del total de su capacidad.

Frente a este contexto, entre las medidas determinadas por Bolsonaro, se encuentran: "apagar el aire acondicionado en ambientes desocupados, limitar el frío hasta 24 grados y la calefacción a 20 grados y optar por la ventilación natural en días amenos". Asimismo, el decreto solicita “apagar las luces en ambientes desocupados, usar sensores de presencia en baños, estacionamientos y pasillos y usar más las escaleras y menos los ascensores en edificios de pocos pisos”.

El martes, el Comité de Vigilancia del Sector Eléctrico determinó que la situación en Brasil “se agravó” y señalaron la necesidad de adoptar una serie de decisiones para ahorrar energía y enfrentar la crisis.

En esta nota

Comentarios