barril

Rioseco se sube al clamor del barril criollo

El referente del Frente Neuquino y parlamentario del Mercosur por Neuquén pide reactivar la industria y sostener el empleo, hoy amenazado por el desplome del percio del Brent y el parate pro el coronavirus.

ADRIANO CALALESINA - adrinoc@lmneuquen.com.ar

El pedido por un “barril criollo” petrolero, que sostenga la actividad hidrocarburífera en Neuquén (y al resto de las provincias productoras), suma cada vez más apoyo en distintos sectores de la política. En estos días, el líder del Frente Neuquino, parlamentario del Mercosur y referente de la comarca petrolera, Ramón Rioseco, salió a respaldar un precio sostén de 45 dólares, con un esquema de retenciones a la exportación de crudo si el precio supera ese valor.

Lo hizo mediante un documento que hizo circular en estas horas donde no sólo establece un apoyo al gobierno provincial en las gestiones ante el gobierno de Alberto Fernández, para fijar un precio interno del barril y reactivar la industria en Neuquén, sino también con pautas para definir una política energética en un futuro, más allá del contexto de la pandemia del coronavirus.

“Lo que nosotros tenemos que hacer es preservar la materia energética, y en este marco, este remedio es transitorio; hay que darle previsibilidad al mercado, pero no tienen que ganar las petroleras, tiene que ganar el país”, expresó Rioseco, en diálogo con +e.

La baja de la actividad hidrocarburífera y el agregado de un precio internacional del crudo en el orden de los 20 dólares está impactando en las finanzas de la provincia de Neuquén. Se sabe que en junio se reflejará aún con mayor notoriedad la diminución de las regalías de marzo y abril, los meses donde se implementó la cuarentena y se desplomó el precio internacional.

El tema no es sólo la merma del presupuesto provincial para afrontar el pago de los salarios, sino que es un problema que impacta en los 36 municipios y 22 comisiones de fomento. Algunas comunas dependen en forma directa del gobierno provincial para sostener la masa salarial y sus intendentes ya están anunciando algunos recortes.

El esquema que se propone es parecido al que plantea el gobierno de Neuquén, aunque con alguna diferencia en términos de dólares. Neuquén, los sindicatos petroleros el conjunto de las pymes afectadas por la baja de la actividad hidrocarburífera, están pidiendo un barril a 54 dólares. A eso hay que sacarle las retenciones.

La propuesta es respaldar el barril criollo a 45 dólares, muy por arriba del precio internacional del crudo que hoy está desplomado y se ubica entre 18 y 23 dólares para el Brent, que es el de referencia en Argentina y el que rige la comercialización de Vaca Muerta. El esquema es más menos lo que se está debatiendo en las alta esferas del poder público en Argentina, como un modo intermedio de salvataje a la industria.

El precio no sería fijo, sino que se le aplicarían las retenciones a la exportación, establecidas en el 8%, en el caso de que el precio internacional supere (por ahora no aparece ese escenario) los 45 dólares.

“Estamos de acuerdo con un precio del barril a 45 dólares, que sabemos que es poco, pero es razonable. Es una posición paliativa, pero de fondo estamos planteando un modelo energético de autoabastecimiento”, agregó el referente.

Indicó además que apoya el pedido del gobernador Omar Gutiérrez, a pesar de algunas diferencias que tiene desde lo político, arrastradas desde tiempos electorales. “No lo veo con mucha firmeza, pero es un momento difícil que seguramente va a pasar en tres o cuatro meses, o vamos a tener que convivir con esto”, añadió el parlamentario del Mercosur.

Sostuvo que con los precios internacionales que tiene ahora el crudo, será difícil conseguir mercado para la exportación y es pronunció por el camino hacia el abastecimiento del mercado interno, con un esquema de subsidios, no solo al petróleo, sino también para el gas.

A finales de marzo, Neuquén suspendió la perforación por el protocolo del COVID-19, aunque con el arrastre de la crisis de los bajos precios del crudo. Se pusieron en pausa 59 equipos de perforación en la cuenca neuquina.

Rioseco es uno de los líderes de la comarca petrolera de Cutral Co y Plaza Huincul desde hace más de 25 años y encabezó las protestas y los cortes de ruta en 1996 luego de la desocupación en la zona, también por una baja en el precio internacional del crudo en ese momento. Fue candidato a gobernador dos veces y hoy es un férreo opositor al “modelo del MPN”, que cada tanto critica abiertamente. Incluso, hay sido recordado por la ex presidenta Cristina Fernández y actual vicepresidenta de la Nación, como “el intendente piquetero”.

Hasta hace dos meses antes de la pandemia, el gobierno nacional, de la mano del su secretario de Energía, Sergio Lanziani, distintos sectores empresariales, sindicatos y diputados de las provincias productoras de gas y petróleo debatían una nueva Ley de Hidrocarburos. Había algún tipo de tensión interna respecto al rol que iba a ocupar Vaca Muerta en el esquema de subsidios, y los proyectos de recuperación terciaria en Chubut. Pero ese debate quedó prácticamente fuera de juego, luego de la aparición del coronavirus, la recesión internacional y el desplome del barril a niveles históricos.

En esta nota

Comentarios