balanza

El rojo de la balanza energética ascendió a US$ 4.470

Pese a que crecieron las exportaciones de petróleo y gas de Vaca Muerta, las importaciones ascendieron a US$ 12.868 millones.

Pese al crecimiento que viene demostrando la productividad de Vaca Muerta en la pospandemia, el rojo de la balanza energética del país se profundizó en 2022 producto de la disparada de precios internacionales por la guerra entre Rusia y Ucrania.

Según el último informe de intercambio comercial del INDEC, durante el año pasado se exportaron combustibles y energía 8.398 millones, un 58,9% más que los 5.284 millones de 2021. Se trata de una cifra que superó el récord de 2008 (7.848 millones).

Sin embargo, la cuenta de las importaciones energéticas fue más abultada: ascendieron a 12.868 millones de dólares, lo que representó un aumento del 120% respecto al 2021 y una de las principales vías de salidas de divisas del Banco Central.

Así, el rojo de la balanza energética el año pasado creció hasta los 4.470 millones de dólares, ocho veces más que el déficit de 559 millones de dólares de 2021. Ese valor no se alcanzaba desde 2015.

El incremento de las exportaciones energéticas estuvo apalancado, fundamentalmente por el crudo, tanto por el crecimiento de volúmenes como por el precio. Durante el año pasado Argentina vendió petróleo al exterior por 3.867 millones de dólares, con un crecimiento del 109,3% en comparación con 2022, cuando se generaron 1.848 millones. El aumento estuvo relacionado tanto por la mejora de precios como los mayores volúmenes exportados, principalmente desde Vaca Muerta. Por el crecimiento de la producción del shale, el año pasado Neuquén superó a Chubut como principal provincia exportadora de crudo, tras 15 años de liderazgo.

El gas natural también tuvo un notorio crecimiento, ya que se exportaron en 2022 unos 652 millones de dólares, fundamentalmente a Chile, un 310% por ciento más que los 159 millones de 2021. Es decir que hubo un salto de 493 millones.

Respecto a las importaciones, se registraron alzas en todos los rubros económicos del país, pero el mayor aumento se registró en Combustibles y Lubricantes, con una suba del 120,2% (7.025 millones de dólares) por mayores compras de gasoil; gas natural licuado (GNL); gas natural de Bolivia; gasolinas y fueloil.

Según destaca el último informe de la consultora Economía & Energía, que dirige Nicolás Arceo, de los 18.339 millones que aumentaron las importaciones del país en 2022, el 38% correspondió a Combustibles y Lubricantes.

La consultora destaca que el aumento en las importaciones de gasoil (+2.579 millones de dólares) explica el 37% del total. Esto se debió a mayores precios (+58%) y cantidades (43%). El incremento de los volúmenes importados de gasoil obedeció a la expansión de la demanda minorista y del sector agropecuario y a la utilización de una mayor cantidad de líquidos para generación de energía eléctrica ante los elevados precios del GNL. A pesar de los menores volúmenes importados de GNL (-35%), el valor de las importaciones se incrementó en 1.389 millones.

En esta nota

Dejá tu comentario