Actividad

El desafío de mantener la actividad en la Cuenca del Golfo San Jorge

El plan de inversión establece mantener la producción y se monitorea el precio del crudo. El proyecto de áreas marginales comienza a rendir sus frutos en Chubut. La esperanza de incrementar los puestos en los yacimientos.

La Cuenca del Golfo San Jorge encara el desafío de mantener la actividad durante el 2022. Comienzan a quedar atrás los golpes de la pandemia y se mira el año con la esperanza de aumentar la producción, pese a los últimos años de caída, y que los trabajadores vuelvan a los yacimientos.

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, confirmó que se espera que la parte norte de la Cuenca del Golfo San Jorge reciba casi 1.200 millones de dólares en inversiones. La cifra es cercana a lo que se maneja en periodos de prepandemia y la expectativa está puesta en los proyectos que encararán las compañías. “En términos de inversiones genera mucha actividad no solo de lo que es equipos trabajando en la cuenca, sino que hay muchas inversiones en instalaciones y en obras en los yacimientos. Esto hace que la actividad se pueda desarrollar de la mejor manera posible con lo cual consideramos que vamos a tener un año bueno”, consideró el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá.

En diálogo con +e, el funcionario chubutense ponderó el plan de inversiones porque permitirá que las operadoras puedan arriesgar un poco más. “En término de la actividad, estimamos un año muy bueno. Tenemos casi 60 y 65 equipos de torre trabajando en nuestra cuenca. Estamos con la expectativa de poder mejorar”, destacó.

El proyecto de áreas marginales

Tal como informó este medio, Chubut implementó, en abril del año pasado, un programa de Promoción para la Industria Hidrocarburífera con el objetivo de incentivar el aumento de la producción, sostener las reservas y promover fuentes de empleo en el sector a través de la disminución del porcentaje de regalías a pagar a la provincia.

Este programa será la hoja de ruta para Chubut y se trabajará para que las compañías anuncien inversiones extras de las pactadas a principio de año. En ese sentido, Cerdá manifestó que Tecpetrol y Capetrol ya presentaron dos iniciativas vinculadas a áreas marginales. "Son dos proyectos que estamos evaluando de perforación. Esperamos poder darles viabilidad porque podrían generar producción”, afirmó el ministro y destacó que las propuestas de Tecpetrol están vinculadas a las áreas Puesto Quiroga y La Tapera.

El proyecto de bajar regalías para incentivar inversiones en áreas marginales fue celebrado por Marcelo Hirschfeldt, ingeniero en Petróleo y director de la consultora OilProduction Consulting. “Hay proyectos que muchas veces necesitan de un ajuste para que financieramente puedan estar en orden. El incentivo de baja regalías es fundamental porque cada yacimiento tiene sus particularidades y no dejan de ser pequeñas unidades económicas, por lo tanto, muchas veces para desarrollar estos proyectos requiere de una incentivación”, aseveró.

Barril a 80 dólares

La cotización del precio del crudo ha superado valores históricos y esto es analizado por todos los actores de la industria. En Chubut se mira con atención y consideran que lo mejor que le puede pasar a la región es que la cotización del barril de petróleo se ubique entre 80 y 90 dólares.

“Una cotización alta no sería un problema para Chubut, pero es una manera en que las inversiones se lleven de la mejor manera y que no haya inconvenientes sobre todo cuando se presentan complicaciones en los yacimientos. En el día a día surgen cuestiones operativas que no están contempladas y eso genera costos operativos adicionales y, ahí, es cuando tienen que salir las espaldas de las operadoras para afrontar estas cuestiones”, sostuvo Cerdá.

Hirschfeldt comparte esa visión y se mantiene cauto con la cotización del crudo. “Conformarnos con el mantenimiento de la actividad sería muy bueno porque el precio del petróleo actual es una situación instantánea. No sabemos cuánto va a durar”, aseguró.

“Todos sabemos que si en la cuenca, las empresas deciden perforar más, se generan expectativas en la gente. Es muy fácil aumentar la actividad, pero la desaceleración es muy difícil. Lo mejor que podemos hacer es mantener una actividad sostenida y amortiguar los bajos y altos del crudo. Las empresas, los sindicatos y demás actores tienen mucha experiencia en este tema. Hay una madurez de los actores permite que se mantenga la actividad”, determinó el analista.

Esperanza

Por su parte, José Llugdar, secretario general del Sindicato Petrolero Jerárquico de la Patagonia Austral, manifestó que hay confianza de que el 2022 sea mucho mejor que los últimos años en la Cuenca del Golfo San Jorge. “La actividad en la región siempre se mantuvo a pesar de las circunstancias, porque hay un programa de inversiones que se viene respetando y porque se garantiza la actividad. No días perdidos. Esto se da por un compromiso de toda la comunidad”, afirmó.

“Esto nos permite que Pan American Energy pueda invertir de forma anual y que operadoras como Capsa y Tecpetrol incursionen en sus yacimientos. No digo que no hay conflicto, pero los conflictos no tocan la producción ni los yacimientos. Y se da un marco de seguridad jurídica para que el empresario pueda venir a invertir”, agregó.

En diálogo con +e, el dirigente gremial se mostró expectante con el momento de la industria. “Yo creo que este año será que los anteriores. Hay expectativa en todos los sectores y ojalá que se pueda aprovechar el momento del precio del crudo. Tenemos el ejemplo de YPF que está encarando nuevos proyectos y mantiene un programa de perforación en Santa Cruz cuando eso antes no pasaba. Se trabaja con una eficiencia que pocas veces se da en otras partes del país”, determinó Llugdar.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar