Wintershall Dea

Wintershall se sumó al consorcio argentino que impulsa el hidrógeno

La compañía alemana firmó un acuerdo con Y-TEC para incorporarse al Consorcio H2ar. Aportará la experiencia de sus proyectos europeos para promover la baja en emisiones de carbono.

Wintershall Dea firmó su incorporación al Consorcio para el Desarrollo de la Economía del Hidrógeno en Argentina (H2Ar), una iniciativa de Y-TEC -división de YPF de tecnología e investigación, que busca conformar un espacio de trabajo colaborativo entre empresas integrantes de la cadena de valor del hidrógeno. El objetivo es impulsar el hidrógeno como factor fundamental en la descarbonización industrial y cuenta con la participación de más de 50 empresas.

Wintershall Dea es la última compañía que se sumó a este selecto grupo en vista de reforzar su compromiso con la transición energética argentina apoyando el establecimiento de una cadena de valor del hidrógeno y la Captura y Almacenamiento de Carbono (CAC) en el país. Tras el acuerdo, la firma alemana colaborará con las demás empresas en tecnologías y oportunidades de negocio para desarrollar una economía del hidrógeno en Argentina.

En este marco, Manfred Boeckmann, managing director de Wintershall Dea Argentina, sostuvo que la compañía aportará la experiencia de sus proyectos. "Estamos convencidos de que el hidrógeno, junto con la gestión del carbono, pueden ser pilares importantes para la transición energética de Argentina. Con el Consorcio H2ar, actores clave de diferentes sectores están uniendo fuerzas para descarbonizar el suministro energético de Argentina", señaló.

"Wintershall Dea está dispuesta a contribuir a esta importante iniciativa con nuestra experiencia y el know-how de nuestros proyectos europeos existentes en esta área”, agregó el directivo de la compañía alemana.

Wintershall operator3.jpg
Wintershall Dea enfocó sus operaciones en la producción de gas, entendiendo que es el combustible de la transición energética.

Wintershall Dea enfocó sus operaciones en la producción de gas, entendiendo que es el combustible de la transición energética.

Wintershall Dea se ha fijado objetivos climáticos como ser cero netos (neutra en emisiones) en todas sus operaciones upstream - de alcance 1 y 2, operadas y no operadas en base a la participación en el capital - para 2030.

Los objetivos deben alcanzarse mediante la optimización de la cartera, la reducción de emisiones a través de una mayor eficiencia energética, las inversiones en soluciones de compensación basadas en la naturaleza y en tecnologías futuras como el hidrógeno y la CAC. “Con este nuevo acuerdo, reafirmamos nuestro compromiso con el futuro energético de Argentina, y nuestro rol como aliados en este camino”, aseguró Boeckmann.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar