Vaca Muerta

Los interrogantes del futuro de Vaca Muerta

Las oportunidades, las reglas y la incertidumbre de los tiempos que se vienen en Vaca Muerta fueron parte del lanzamiento del programa Propymes de Tecpetrol.

¿Cómo serán los tiempos que vienen para Vaca Muerta? ¿ Cómo impacta la coyuntura nacional en la industria? La invasión rusa a Ucrania, ¿redefine las condiciones locales? Estos son apenas algunos de los temas que se abordaron en el lanzamiento anual del programa Propymes de Tecpetrol, que se llevó a cabo en Neuquén.

“Europa tiene que reemplazar el gas ruso y habrá espacio para nuevos jugadores. Creemos que la oportunidad está, los recursos están, somos optimistas. Creemos que se deben dar determinadas circunstancias, reglas claras, son cosas difíciles en estos días pero estamos convencidos que tenemos que ir todos para adelante”, dijo Martín Bengochea, director regional de la cuenca neuquina y Vaca Muerta de Tecpetrol.

De este modo, el Ejecutivo neuquino entró de lleno a uno de los temas que más inquieta a la industria: la incertidumbre, clave para poner en marcha negocios con inversiones millonarias y pensados a muy largo plazo. En este contexto, el vicegobernador de Neuquén, Marcos Koopman, invitado al lanzamiento, coincidió con el planteo y dijo: “Creemos que la oportunidad está y la responsabilidad también. Si se crece en infraestructura con obras que tienen que llevar adelante los gobiernos federales, tendríamos resuelto el mercado interno y las posibilidades para exportar. Hoy están saliendo divisas que no tenemos”.

En Neuquén, a diferencia de lo que pasa en Nación, tenemos la seguridad política, estabilidad jurídica y la paz social. La oportunidad está y tenemos la responsabilidad de desarrollarla y que sea de forma articulada con otras provincias y con Nación. Necesitamos que las reglas sean claras y que no vayan variando. En los últimos meses hemos tenido muchas idas y venidas”, enfatizó Koopman.

La industria del día después

¿Cómo es la industria que viene? preguntó Sergio “Oveja” Hernández, ex entrenador de la llamada “Generación Dorada” de básquet, y Bengochea comenzó la respuesta con una broma: “Espero que la pregunta sea a largo plazo porque es más fácil contestar a 20 años que la semana que viene (sic). Lo que viene es un mundo dinámico, la industria va a ser cambiante y lo que viene es estar en permanente cambio y adaptación a lo que va pasando”.

Por su parte, Koopman retomó el tema del contexto nacional y fue enfático: “Hoy los límites al crecimiento de la provincia de Neuquén, al Fondo de Desarrollo y a ampliar la matriz productiva están dados por las malas condiciones macroeconómicas o macropolíticas de Argentina”.

“Despejando esto que está pasando, la perspectiva de los próximos 20 o 30 años de nuestra provincia es muy buena. Vaca Muerta nos permitió estabilizar los recursos fiscales de la provincia. Llegó el momento que Vaca Muerta nos permita ampliar la matriz productiva”.

Gas, combustible de transición

La transición energética aparece como parte de las oportunidades que se le presentan al país y Bengochea señaló que “uno de los actores principales del potencial de la vaca muerta es la transición energética, está ahí, llegó para quedarse. Hay un consenso bastante generalizado que es que la descarbonización del mundo va a ocurrir, es el camino y avanza hacia adelante. Y si bien las estrellas son las renovables, el gas está destinado a ser el combustible de transición principalmente porque genera muchas menos emisiones en comparación con otros combustibles no renovables. Hay mucho por hacer en el mundo, el gas tiene una oportunidad en el mundo”.

La invasión de Rusia a Ucrania nos da una oportunidad y también una responsabilidad. Hoy Argentina puede pasar a ser un jugador importante, al igual que con los alimentos. Esta oportunidad está ahora y hay que aprovecharla”, concluyó el ejecutivo.

En esta nota

Comentarios