Vaca Muerta

Empresarios destacaron el rol de Vaca Muerta

La transición energética, la agroindustria y los servicios, son tres de los sectores con mayores potencialidades para el país, coincidieron empresarios en un encuentro de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AmCham).

La transición energética, la agroindustria y los servicios, con especial énfasis en la economía del conocimiento, son tres de los sectores que revisten las mayores potencialidades para el país, coincidieron diversos referentes empresariales en un encuentro de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AmCham).

La potencialidad de Vaca Muerta con una posibilidad de generar más de US$ 30.000 millones con explotar sólo el 50% de su potencial, y las energías limpias, donde el país ya se posicionó como cuarto productor mundial de litio, representan oportunidades en el sector energético.

En ese sentido, Daniel De Nigris, CEO de ExxonMobil Argentina, destacó que en Vaca Muerta ya se produce "arriba de 200.000 barriles por día de ´shail oil", un equivalente de un tercio de toda la producción en el país.

"Hay una oportunidad doméstica capturada y creo que la oportunidad ahora está en ver cómo hacemos que ésta sea una oportunidad de crecimiento sostenido de producción que nos permita aportar al mundo", apuntó.

Para ello, De Nigris afirmó que la clave está en mejorar la "evacuación" del gas y el petróleo al resto del país desde los centros de producción, para lo cual "se está trabajando a nivel industria y Gobierno".

"Por ese incremento rápido en la producción, estamos empezando a tener dificultades en cómo sacar el gas y el petróleo", señaló el empresario, y sostuvo que el proyecto del Gasoducto Néstor Kirchner "podría generar una salida adicional de gas con un montón de oportunidades regionales y domésticas".

En ese marco, para De Nigris, tanto el gas, como "hidrocarburo de transición", como el petróleo, "con un horizonte más rápido de captura de oportunidad", presentan "oportunidades de exportación" y, en ello, la Argentina posee "una posibilidad enorme".

En el mismo panel, junto con el CEO de la empresa energética, disertó Corina Arosteguy, directora ejecutiva de Accenture, quien destacó la "sensible mejora" registrada en la industria de servicios y su exportación, como producto de la "transformación digital y la adopción de nuevos hábitos culturales que aceleró la demanda de servicios en la región y donde Argentina no fue ajena".

Arosteguy subrayó que, tras tres años de caídas, el sector creció en 2021 con una exportación en el mercado formal de US$ 6.800 millones, que representó una expansión del 14% anual.

El área de servicios, asimismo, se consolidó como el tercer sector de la economía en creación de valor exportable, empleando a 454.000 trabajadores en el tercer trimestre de 2021, un máximo histórico.

No obstante, para Arosteguy, un desafío para el sector es la "brecha cambiaria" que provoca una fuga de talento, ya sea de profesionales trabajando localmente para empresas del exterior o que emigran.

"Eso hace que las empresas locales tengamos que revisar las estrategias para atraer y retener ese talento. Muchas veces aumentamos salarios más allá de la inflación y por encima de la devaluación, y eso hace que los servicios cuando exportamos tengan incremento en dólares que es difícil de explicar para afuera", explicó la directora de Accenture.

En tanto, entre las características distintivas, Arosteguy resaltó "el nivel académico público y privado que es reconocido", el "nivel de inglés" con un nivel de competencia de los más altos en la región, el huso horario y la predisposición para la cocreación.

Asimismo, consideró "importantísima" la aprobación de la Ley de Economía del Conocimiento en 2020 y llamó a promover, junto con el Estado, "las carreras científicas, tecnológicas y matemáticas", en un contexto donde podría volcarse, con la guerra, una mayor demanda de servicios a la región, especialmente por parte de Europa.

Por su parte, Juan Farinati, presidente y CEO de Bayer en el país, destacó la oportunidad que la guerra abrió para la agroindustria del país como "actor fundamental en la seguridad alimentaria mundial", y que Argentina podría ocupar el tercer lugar en producción de granos.

"La Argentina es un país agraciado en recursos naturales y es referencia a nivel mundial en cuanto a nivel productividad", enfatizó, y subrayó que, al desarrollar la siembra directa, también presenta un "modelo sustentable".

En esta nota

Comentarios