transición energética

El Plan Gas, Vaca Muerta y la transición energética

La roca madre y el programa de estímulos son fundamentales para que el país de vuelta la balanza comercial y complete la transición energética.

Los recursos de Vaca Muerta son clave para dar vuelta la balanza comercial. Los activos permiten encarar diferentes proyectos para que la roca madre se convierta en un gran polo exportador, pero además impulsa una transición energética ordenada.

En diálogo con Radio 10, Juan José Carbajales consideró que la Secretaría de Energía de la Nación lleva adelante un plan efectivo para unificar las metas entre lo público y lo privado. “Tanto a nivel de la industria de las empresas que operan en Vaca Muerta sean nacionales como YPF o internacionales y a la vez el gobierno está implementando esos lineamientos. La Secretaría de Energía están llevando adelante un plan efectivo para unificar esas metas que se propone el país y que son obligaciones internacionales”, subrayó el exfuncionario nacional.

“Con el aporte que puede hacer la energía en términos de eficiencia de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, el gas es el hidrocarburo menos contaminante, pero a la vez emite gases metanos donde hay mucho para ganar en términos de reducción y eficiencia y en eso se está trabajando. Es un largo camino, pero se está avanzando. Las metas están planteadas y el país tiene una hoja de ruta para seguir”, aseveró.

Asimismo, Carbajales valoró la continuidad del Plan Gas.Ar y destacó la articulación de lo público y lo privado para contribuir con la producción de gas. “Es un programa federal, que tiene una estabilización porque se firman contratos de la primera tanda con un plazo hasta 2024. Y este Gobierno lo extendió hasta 2028. Así que es una política que trasciende a los gobiernos”, afirmó.

“Es una iniciativa cuyo seno está en la articulación de lo público- privado. Las compañías tienen que confiar e invertir en planes de mediano y largo plazo. Hay contratación de pymes locales y eso implica menos importación y más trabajo en las provincias. Entonces cualquier molécula que Argentina pueda producir internamente va a ser el reemplazo de otra que sale hasta 3, 4 o 5 veces más”, consideró.

En este sentido, Carbajales sostuvo que uno de los efectos del Plan Gas.Ar fue saturar la capacidad de transporte por lo que se tuvieron que llevar a cabo obras como el Gasoducto Néstor Kirchner y la reversión del Gasoducto Norte lo que permitirá incrementar la producción y reducir las importaciones de energía. “Cuando esa capacidad de transporte se incremente con la finalización de la primera etapa del Gasoducto Néstor Kirchner y otras obras van a implicar una reducción significativa de importaciones en los barcos de GNL y el gasoil. Eso va a permitir que, según los analistas, en 2024 la balanza comercial aporte dólares a la economía como lo hace el campo”, manifestó el exfuncionario nacional.

En esta nota

Dejá tu comentario