tiempos

La CEOPE busca acelerar los tiempos de las importaciones

La cámara lleva adelante un relevamiento para conocer cuántos dólares necesita para poder importar insumos críticos. Los tiempos son clave en la industria.

La falta de dólares golpea a todas las actividades productivas y se hace muy complicado conseguir insumos vitales para determinados trabajos. Si bien el panorama para la industria hidrocarburífera ha mejorado en los últimos meses, no deja de ser crítico y pone en duda el cumplimiento de los planes de inversión para este año. Es por eso que la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) busca acelerar los tiempos en las importaciones.

Las 33 empresas que conforman la cámara concentran la mayor parte de la fuerza laboral de la industria petrolera a nivel nacional con una relevancia fundamental en la estructura productiva del país. Sus servicios abarcan tareas de perforación, producción, explotación, ingeniería, construcción, mantenimiento, seguridad, medio ambiente, procesamiento de datos sísmicos, cementado de pozos, entre otros.

En diálogo con +e, el presidente de CEOPE, Tomás Hess, expresó la preocupación de las empresas del sector para poder importar con celeridad los bienes de consumo necesarios a fin de desarrollar las tareas comprometidas con las empresas operadoras, y así cumplir con sus objetivos de producción.

Estamos hablando de cientos de posiciones arancelarias de bienes críticos tales como equipos para depurar gases, módulos electrónicos, válvulas, herramientas, insumos químicos, cabezas de pozos, instrumentos de medición, tuberías, árboles de surgencia y tantos otros que requieren cumplimentar especificaciones muy estrictas.

"Con solo redirigir los dólares al sector para que se pueda acceder rápidamente a esos bienes y equipos, el país ahorrará importantísimas cifras por la sustitución de importaciones. Por otra parte, a mayor producción, mayor empleo con sus consecuentes efectos multiplicadores", subrayó Hess.

Tomás Hess CEOPE (1).jpg

Hay que recordar que partir de octubre de 2022, las importaciones se realizan a través de las SIRAS, (Sistema de Importaciones de la República Argentina). Por medio de este instrumento, se suministran los requerimientos para que las autoridades realicen un control e identificación de las importaciones. Dada la limitación de dólares, las aprobaciones llevan su tiempo con el riesgo de generar cuellos de botella que preocupan a las empresas.

Asimismo, Hess valoró el trabajo en conjunto entre las Secretarías de Energía de la Nación y de Comercio para encontrar soluciones a la necesidad de bienes críticos y adelantó que se está trabajando en un relevamiento para conocer cuánto dinero necesita el sector a fin de importar insumos críticos. “Ese monto le va a dar una pauta y mayor previsibilidad al Banco Central de cuánto dinero necesitan las empresas para este año”, afirmó.

Hess consideró que la cantidad de dólares que requieren las empresas asociadas no es significativa, comparado con otros sectores productivos y consideró que el relevamiento permitirá organizar de manera concreta las necesidades del sector.

El titular de la Cámara ponderó que la mejor manera de solucionar los cuellos de botella es la articulación entre el sector público y el privado para agilizar los trámites. “Creo que es el mejor camino para construir algo productivo, pero siempre resta saber si los dólares estarán disponibles. Lo importante es aprobar las SIRAS lo antes posible porque es un recorrido largo para que las importaciones sean efectivas”, consideró.

Lo mismo ocurre con los pagos de servicios al exterior tales como por ejemplo los bienes que requieren ser reparados y que por cuestiones de seguridad, se deben enviar al exterior. Es allí donde entra en juego el Sistema de Importaciones de la República Argentina y Pagos de Servicios al Exterior (SIRASE). En este sentido, las autoridades acaban de anunciar normativas para instrumentar una metodología que permita tener un conocimiento del estado del pedido. La CEOPE se encuentra analizándola.

En esta nota

Dejá tu comentario