proyecto

La Cámara de Diputados debatirá el nuevo proyecto de ley de Biocombustibles

El presidente del recinto, Sergio Massa, convocó a una sesión especial para tratar el nuevo marco regulatorio para el sector de los biocarburantes.

Este jueves por la tarde, la Cámara de Diputados de la Nación debatirá el proyecto de ley que establece el nuevo marco regulatorio para el sector de los biocombustibles. La medida, que obtuvo dictamen favorable de un plenario de comisiones en mayo, propone un corte del 5% para el gasoil y el biodiesel y del 12% entre las naftas y bioetanol.

El pasado viernes, la Dirección Médica de la Cámara Baja recomendó el aislamiento preventivo de algunos diputados ante la detección de un caso positivo de COVID-19. Frente a este hecho, el cronograma del Congreso debió ser postergado por unos días, hasta que el interbloque de Juntos por el Cambio firmó el protocolo de funcionamiento mixto para volver a poner en marcha el calendario.

Una vez fijados los cuidados, el presidente del recinto, Sergio Massa, convocó a una sesión especial para tratar el proyecto de biocombustibles y el de la reforma al Monotributo.

Biocombusibles _ Planta Biodiesel - bios.jpg

El nuevo marco regulatorio de los biocarburantes cuenta con el apoyo del Frente de Todos y de bloques aliados, y presenta la resistencia de algunos de los legisladores de la oposición, quienes buscan mantener el régimen que rige en la actualidad dentro del sector.

El proyecto del oficialismo busca reemplazar a la ley vigente en la actividad que, tras 15 años, fue prorrogada hasta el próximo 12 de julio. Además, la nueva normativa establece que se reducirá del 10 al 5% el corte obligatorio entre el gasoil y biodiésel, y determina que, para el caso del combustible elaborado a base de caña de azúcar, los volúmenes deberán ser del 6% de la mezcla mínima obligatoria, siendo el mismo porcentaje para el bioetanol a base de caña de maíz.

La medida señala que la Secretaría de Energía podrá "elevar el referido porcentaje mínimo obligatorio cuando lo considere conveniente en función del abastecimiento de la demanda, la balanza comercial, la promoción de inversiones en economías regionales y/o razones ambientales o técnicas", y agrega que de manera inversa, el corte podrá reducirse hasta el 3% "cuando el incremento en los precios de los insumos básicos para la elaboración del biodiésel pudiera distorsionar el precio del combustible fósil en el surtidor, o ante situaciones de escasez de biodiésel por parte de las empresas elaboradoras".

En tanto, el proyecto presentado por el presidente de la comisión de Energía, Omar Félix (Frente de Todos) y Marcos Cleri, mantiene beneficios impositivos para el biodiésel y el bioetanol, al fijar que no estarán gravados por el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y por el Impuesto al Dióxido de Carbono (ICO2).

La propuesta generó controversias y dividió al interbloque de Juntos por el Cambio, debido a que, durante las reuniones de comisiones, el dictamen del proyecto obtuvo el respaldo de los diputados radicales Jorge Rizzotti (Jujuy) y José Cano (Tucumán) y de Osmar Moldani (Jujuy) y Domingo Amaya (Tucumán).

En esta nota

Comentarios